Cómo tomar buenas decisiones

Tomar buenas decisiones es un verdadero don. Hay personas que lo hacen con facilidad natural, mientras que otras son sus peores enemigas a la hora de elegir lo que más le conviene en su vida. ¿Cuál de estas dos personas eres tú? Si eres sabia, sigue así y aprende estos nuevos consejos que puedes añadir a tu arsenal. Si necesitas ayuda en este departamento, adopta estas técnicas más que útiles.

Tomar buenas decisiones no es cuestión de suerte, sino de sabiduría.

Considera tus opciones

Antes de tomar cualquier decisión, ¡detente! Piensa en los distintos escenarios que pueden surgir con cada opción y cómo podrían afectarte. En primer lugar, prepara una lista de “pros” y “cons”, por ejemplo, de salir con un chico, cambiar de empleo, mudarte sola o irte a vivir a otro país. No importa cuán importante o simple sea la decisión, haz este ejercicio para que te sirva como guía. Si descubres más “pros” que “cons”, procede, de lo contrario, desiste.

Haz las consultas necesarias

Antes de tomar una decisión, debes estar bien informada, pero desiste de preguntarle a todo el mundo sobre lo que debes hacer. Busca la consejería de un amigo o especialista en el asunto a decidir. Si quieres comprar un auto nuevo, evita preguntarle a un amigo que desconoce de la categoría y acude mejor a esa persona que sabes conoce todo sobre modelos, rendimiento en combustible y precios. Zapatero a su zapato. Tampoco pidas demasiadas opiniones porque te vas a confundir, escucha unas pocas y de personas que consideras expertas en la materia a decidir.

Consulta a la Historia

Dicen que nadie aprende por cabeza ajena, pero las experiencias de otros pueden servirte como referencia, sobre todo cuando estás corta de tiempo para indagar. Existe una alta probabilidad de que una persona que estuvo anteriormente en tu posición pueda servirte de modelo. Así podrás provocar que la historia se repita si el resultado fue positivo o que no vuelva a ocurrir si fue detrimental.

Evalúa los resultados

Tras tomar una determinación es necesario que te sientes y analices las implicaciones que tuvo en tu vida para usarla como experiencia de aprendizaje o tomar medidas correctivas.

Usa estos consejos para tomar mejores decisiones en la vida. Si tienes tus propios métodos, compártelos para aprender de ti.

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole LIKE en Facebook para tener acceso a contenido que no figura aquí.

Advertisements

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s