¿Eres una Facebook-celosa?

Nada como las redes sociales para sacar la celopatía o el complejo de Otelo en algunas mujeres. Hasta la mínima acción de tu hombre puede hacer que tu relación se tambalee. ¿Eres tú una de estas chicas? Descúbrelo a continuación.

1C6015658-technolog2F5AD5476-F98A-CC3A-23F0-481F0D7B8563.blocks_desktop_small

Tu chico acepta de amiga a una chica que no conoces: Si le armaste la tercera guerra mundial y le formas el interrogatorio con la luz cegadora y todo en la cara para preguntarle 500 veces quién es ella, puede que seas una celosa en la vida real y virtual.

Tu chico comenta en la foto de una chica: Si cualquier comentario que tu hombre ofrezca saca a la psicótica que vive dentro de ti, tienes que relajarte. Siempre y cuando la intervención sea sana e inocente no tienes por qué preocuparte. Tu hombre vive en una sociedad y tiene que socializar también con las mujeres de su vida, ya sean compañeras de trabajo o amigas.

Agarras a tu chico chateando con una mujer: Si lo hace frente a ti y a horas apropiadas, no tienes de qué preocuparte. Ahora, si evita que mires la pantalla, pues puede que ahí sí tengas motivos para tus celos. Solo pregúntale de forma muy cándida quién es ella y de qué hablan. Trata de evitar los celos para que no se asuste y puedas saber si está siendo sincero.

Tu chico dejó su cuenta accesible y abierta: Eres una celosa a otro nivel si entras, miras sus mensajes privados, buscas sus amistades para ver cuáles son atractivas, miras todas sus notificaciones hasta el comienzo de su cuenta y accedes a los perfiles de sus amigas más allegadas para conocer su vida y milagro.

Contraseña: Eres la madre de las celosas si tienes la contraseña de Facebook de tu hombre y entras religiosamente todos los días para monitorear cada paso digital que da. Amiga, este comportamiento lo que hace es que quieras ver cosas donde no las hay. Tienes que relajarte y confiar en tu pareja.

Es cierto que hay muchos hombres que usan Facebook para salirse con la suya, pero hay otros que no. Justos no pueden pagar por pecadores. Es agotador querer seguirle la pista a tu hombre a todas horas, no es saludable e interfiere con tu vida. Si no tienes sospechas concretas y bien fundamentadas, usa tu tiempo de forma más sabia en construir tu relación y sí, evita meterte en el perfil de él para ver quién le escribe, con cuánta frecuencia y por qué. Eso no te hace bien, celosita.

Advertisements

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s