4 trucos para vestirte bien por menos

Verte elegante y a la moda no debe costar una fortuna. Sigue los siguientes consejos para cautivar con tu estilo sin dejar tu cuenta de banco en números rojos.

Dress-for-Less

 

La simpleza manda

Las tiendas más económicas no dominan bien los estilos en formatos complicados y rebuscados. Esto provoca que inclinarte por ellos te haga lucir ordinaria y descuidada. Escoge mejor prendas sencillas con estampados básicos como las líneas y patrones simples.

Identifica imitaciones de piel

Los pantalones, faldas y accesorios de piel ahora son creados con materiales que no son de origen animal. No solo ahorrarás en las piezas, lucirás fabulosa sin auspiciar la crueldad hacia los animales.

Usa accesorios sutiles

Las piezas más pequeñas en metal disimulan el desgaste, al igual que los materiales como el plástico y la madera.

Crea capas con tus accesorios

Un solo collar de fantasía puede verse barato, pero si lo combinas con otros puede crear la ilusión de que juntos son una pieza interesante. En este caso más es más y no menos.

¿Qué otros trucos tienes para verte maravillosamente sin afectar tu cartera? Síguenos en Facebook y déjanos saber en la casilla de comentarios.

ENTRADAS RELACIONADAS

10 accesorios de los 90 que regresan con fuerza

Accesorios pixeleados: Moda en 8 bits

Cómo determinar cuál ropa descartar de tu armario

Advertisements

“Tips” para ahorrar al ir de compras

Como a todas, te fascina salir los fines de semana a buscar nuevas piezas para tu armario y tu casa. No obstante, esta búsqueda puede dejarte sin dinero porque la impulsividad siempre es un factor que afecta lo que compras. ¿Cómo puedes adquirir las cosas que te gustan sin excederte de tus medios económicos? Sigue estos consejos para lograrlo.

Establece un presupuesto

Antes de salir, verifica tu cuenta bancaria en Internet o por teléfono. Determina la cantidad máxima de dinero que gastarás. De no hacerlo, tu impulsividad puede que te traicione y luego te arrepientas por haberte excedido.

Deja las tarjetas en casa

Solo porque tienes una línea de crédito amplia no significa que tengas que tenerla siempre a tu disposición. Mejor deja las tarjetas de crédito para que manejes el dinero con el que cuentas en este momento. A la hora de comprar, podrías recurrir a ellas y así es que comienzas a acumular esos balances que después se te hará imposible pagar cuando se suman con los intereses.

Paga en efectivo

Una vez establezcas tu presupuesto, ve a un cajero automático para retirar la cantidad acordada. Si solo tienes ese dinero a la hora de comprar, y no tienes tarjetas tentándote en la cercanía de tu cartera, de seguro podrás cumplir con tu presupuesto y evitarás excederte.

Míralo todo antes de comprar

Si entras a la primera tienda que ves y te enamoras de varias piezas, terminarás comprándolas. De repente, puede que acudas a otras en las que hay artículos más interesantes y te arrepentirás porque ya gastaste el dinero en lo primero que viste. Mejor haz el ejercicio de visitar varias tiendas para mirar con detenimiento, comparar precios y finalmente hacer la compra más inteligente.

Acumula para la próxima compra

Si te sobró dinero del presupuesto de tu última compra, puedes ahorrarlo en tu cuenta bancaria o separarlo en un sobre para que cuente como plata adicional en tu próxima salida. Debes premiarte por usar tu buen juicio.

Sigue estos consejos a la hora de ir de compras para adquirir los artículos que te gustan sin afectar tu economía. Para saber otras maneras de ahorrar, lee la entrada De Fashionista a Recesionista, una guía práctica sobre cómo verte regia por menos.

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigas. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole LIKE en Facebook al final de esta página.