5 errores que cometen las mujeres al iniciar una relación

Muchas mujeres viven obsesionadas con que su vida romántica y amorosa tiene que ser perfecta, sobre todo el comienzo. Es por esta razón que algunas evitan crear cualquier tipo de incomodidad y tocar ciertos temas que son necesarios a la hora de compartir la vida con otras personas. Otras meten la pata de peores formas. ¿Cuáles son estos errores? Léelos a continuación para que tú no seas una de ellas.

OopsError #1: Olvidar establecer las reglas de la relación

Pretender que tu relación va a ser un cuento de hadas todo el tiempo es irreal e infantil. Todas las parejas tienen altas y bajas, así como diferencias, pero si desde el comienzo le dejas saber a tu amorcito lo que estás dispuesta o no a tolerar, lo pondrás sobre aviso para evitar hacer actos que te molesten o tomar decisiones que harán que le formes “la grande”. De igual modo, tú puedes beneficiarte al conocer las expectativas que él tiene de ti. Es mejor prepararse cuando la fiesta está en paz que pretender ser sensata durante la tormenta.

Error #2: Hablar de tu ex

Los hombre son seres que viven en constante competencia con los otros varones porque instintivamente fueron programados para demostrar superioridad por motivos de reproducción. Si no te callas la boca y lo único que haces es hablar de lo bueno o lo malo que fue tu ex, por más calmado que sea tu chico sentirá unos celos del demonio. Sí puedes contarle la historia de tu antigua relación, pero solo si el tema surge naturalmente o si él te pregunta. Si pones tú el tema, tu chico pensará que todavía tienes sentimientos por tu ex y eso no le sentará nada bien.

Error #3: Presentarle a tu hombre a tu familia inmediatamente

Si solo llevas saliendo con un chico unas cuantas semanas, debes primero dejar que pase el tiempo y analizar si él es un buen candidato para ser tu pareja formal. Presentarle a tu familia a un hombre implica que vas en serio y que quieres que conozca uno de los aspectos más privados y sagrados de tu vida. Recuerda que los familiares se encariñan con las personas y si la relación es temporera, puede que les causes un dolor. Además, tu familia no tiene por qué ver el desfile de varones con que sales porque lo pueden tomar por el lado negativo y en todas las familias hay una tía o prima chismosa que te tildará de p^$@ en menos de lo que canta un gallo.

Error #4: Planificar la vida de tu hombre en la primera cita

Evita a toda costa decirle a tu hombre que durante el próximo año te quieres casar con él, que van a tener cinco hijos y hasta el plan funerario que van a adquirir para pasar la eternidad en un panteón fabuloso creado todo en mármol; y todo esto en la primera cita. A los hombres hay que llevarlos poco a poco o se asustan. Deja que las cosas fluyan naturalmente y en el futuro puedes hacer los planes que se te ocurran, eso sí, siempre con la aprobación de él.

Error #5: Asumir la personalidad del hombre

Un grave error es dejar a un lado quien eres para parecer más compatible con un hombre de lo que realmente eres. Si él se muere por los deportes y a ti te parecen normales, pues sé honesta y dile que estás dispuesta a compartir este interés solo por respeto a él. Trata de no copiar sus frases, gestos, ademanes o de querer ser su clon porque si no perderás quién realmente eres. Una buena forma de permanecer auténtica es continuar con tus intereses y tener citas semanales con esas amigas que comparten tu misma esencia. Tú eres única y eso es lo que a tu hombre le gustó de ti. No cambies, ni finjas ser quien no eres.

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole LIKE en Facebook para tener acceso a contenido que no figura aquí.

Advertisements

Lecciones que aprendí de mis exes: Parte 1

 

Las exparejas son de todo. Algunos son buenos, malos, traviesos, cariñosos, odiosos, ratas inmundas, ángeles, desgraciados, amigos o villanos. Puede ser, pero la realidad es que pueden ser muy buenos maestros en la vida. Aquí comparto algunas lecciones que aprendí de los míos. ¿Cuáles lecciones aprendiste tú de tus antiguos amores?

 

POSTS RELACIONADOS

Lecciones que aprendí de mi madre: Parte 1

Lecciones que aprendí de mi madre: Parte 2

Lecciones que aprendí en el trabajo

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole LIKE en Facebook para tener acceso a contenido que no figura aquí.

 

 

 

 

 

Lecciones que debes aprender de las “porn stars”

Ellas son sensuales, dispuestas, atrevidas y hermosas. Los hombres las idolatran y darían lo que fuera por una noche con ellas. A menos que ellos sean Tiger Woods, nunca se les dará. Por eso es tu responsabilidad convertirte en la fantasía de tu chico y aprender de las expertas en la materia. Puede que a ti no te gusten, pero la realidad es que a ellos les encantan las “porn stars”.

Lección 1. Ponte la ropa más sensual que puedas encontrar

Los hombres son seres muy visuales y debes usar este dato para tu beneficio. Busca piezas en “nylon”, encaje y fabricadas con material transparente para que te veas como una verdadera pro. Usa botas o zapatos de tacón.

Lección 2. Arréglate como una diosa

Usa maquillaje de fantasía, perfume francés, un peinado diferente y luce todas tus joyas. La idea es verte como una “escort high-profile”. Dejarás a tu chico completamente embrujado.

Lección 3. Haz una entrada triunfal

Nada impacienta más a un hombre que lo hagas esperar cuando sabe que te ves muy sensual. Muestra una pierna primero, luego la otra, un brazo y así sucesivamente hasta que salgas por completo al encuentro. Entra a la habitación o al lugar que te encuentres gateando, meneando las caderas y con la cara más sexy de tu repertorio.

Lección 4. Dile todo lo que le harás antes de hacerlo

Las palabras son importantes para los hombres. Vuélvelo loco diciéndole cada cosa que le harás y luego hazlo. La anticipación les ayuda en su proceso de estimulación. También puedes preguntarle qué quieres que le hagas y repite sus palabras. Claro, hazlo esperar un poquito para realmente subirle la presión.

Lección 5. Disfruta el “foreplay”

Ir a la acción directamente es como como saltar la cena e ir directamente al postre. Como las comidas, el sexo tiene sus etapas. Acaricia a tu chico, dile cosas al oído y pídele que te complazca. Este momento es muy especial para ambos.

Lección 6. Prueba posiciones nuevas

Si en algo son expertas las “porn stars” es en hacer las posiciones más extrañas del mundo. Aventúrate a hacerlo para romper la monotonía de tu relación. Quizás no todas te salgan de la primera, pero lo importante es que le demuestres a tu chico que eres una mujer versátil y arrojada.

Lección 7. Usa lenguaje vulgar

Es harto conocido que las mujeres deben ser damas en la calle y cualquieras en la cama. Sigue ese consejo al pie de la letra y usa cuanta palabra mala se te ocurra. Recuerda que siempre puedes ir el domingo a la iglesia para arrepentirte.

Lección 8. Actúa con un poco de agresividad

Demuéstrale a tu hombre que tú estás en control. Empújalo suavemente, muérdelo despacio, apriétalo e incluso dale unas cuantas nalgadas por ser un niño malo. Recuerda que las niñas malas son siempre más memorables y codiciadas que las buenas.

Lección 9. Usa “props”

Aunque para amarse solo hacen falta dos, la realidad es que hay juguetes y artículos interesantes que puedes incorporar en el acto del amor. Usa esposas para amarrar a tu chico, antifaz para que lo acaricies sin que pueda verte, el columpio que cuelga del techo para balancearte o velas que se derriten y despiden un aceite divino para masajes. La cantidad de artículos es inmensa. Ponte creativa y de seguro encuentras algo que te gusta.

Lección 10. ¡Grita, grita y grita!

Nada le quita más la emoción a un hombre que una mujer que no demuestra gusto durante el sexo. Mujeres que se quedan inertes sobre la cama y que parecen no tener vida. Si tu chico está haciendo un buen trabajo, asegúrate de que se entere. De esa forma él también podrá llevar la cuenta de tus orgasmos y saber exactamente qué te gusta. La comunicación es muy importante durante el sexo.

De todas las personas se puede aprender algo; las estrellas pornográficas no son la excepción. También puedes acudir a ellas si tienes que mejorar tu técnica de sexo oral o si necesitas aprender nuevas posiciones. Solo necesitas tener una mente abierta y estar dispuesta a obtener conocimiento nuevo para mantener la chispa encendida. ¿Te atreves?

POSTS RELACIONADOS

Cómo lograr que tu chico te dé el mejor sexo oral

Frases que él quiere escuchar durante el sexo

Cómo lograr el orgasmo femenino perfecto

Cómo serle infiel a tu hombre con él mismo

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole LIKE en Facebook para tener acceso a contenido que no figura aquí.

Mitos sobre el matrimonio que no debes creer

Existen tantos mitos sobre el matrimonio como estrellas en el universo. Cada día surge uno nuevo. Por eso, es importante que no tomes estas percepciones y las creas como verdades absolutas. Cada pareja es distinta y no existe un manual para hacer que una relación funcione. Con el tiempo te darás cuenta de qué te funciona a ti y a tu chico. Así que cuando escuches gente hablando con autoridad sobre materia de matrimonio, escucha, pero con escepticismo. A continuación algunos de los mitos más conocidos.

“Antes de casarte, tienes que vivir”

¿Acaso tu vida se termina cuando te vistes de blanco, llevas ramo y firmas un papel? La respuesta es que no. Lo importante es sentar las bases de tu relación y dejarle saber a tu pareja que quieres construir una vida juntos, pero que sigues siendo una persona única y distinta dentro de la relación. Tu esposo puede ser tu compañero de viajes, tu “sidekick” de aventuras y tu mejor amigo en la realización de cada uno de tus sueños. Descarta este mito porque tu vida cambia cuando te casas, pero seguirás viviendo.

“Una vez te cases, se acabó tu vida”

Esto suena como a sentencia criminal. La vida en pareja no es un tipo de esclavitud si sabes tener un buen balance. Muchas mujeres ponen a sus hijos y esposos como excusas para dejar tiradas sus aspiraciones; ellos son parte de una, pero no son el cien por ciento de la existencia femenina. Aún puedes compartir con tus amistades y aspirar a esa posición de liderato en tu oficina si te lo propones. Solo porque tienes que cuidar de los tuyos no significa que tienes que descuidarte a ti. Tu pareja y tus niños pueden aprender a respetar tu tiempo si eres celosa con él y consistente. No es fácil, pero es posible. ¡Inténtalo!

“No te casas con la familia, sino con tu pareja”

Este es el peor mito de todos. Cuando firmas ese papelito le juras amor eterno a tu novio, a su madre, su padre, la tía besucona, la prima chismosa y a todos sus parientes políticos. Tu novio tiene un trasfondo familiar que no puedes olvidar y aunque tú vivas con él, de todos modos tendrás que relacionarte con su familia y en ocasiones, tomar en cuenta sus opiniones, las cuales muchas veces son innecesarias. Trata de llevar la fiesta en paz y sé cortés en todo momento. Establece límites con tu pareja sobre el nivel de involucramiento de sus parientes en los asuntos de ambos para evitar problemas.

“Tienes que casarte después de los 30”

La edad en la que una persona se casa depende exclusivamente de ella. Si encontraste al amor de tu vida a los 20 y sientes que es tu media naranja, lleva tu relación a otro nivel cuando te sientas lista para hacerlo y tú pareja también. No hay una edad específica para casarse. Hay matrimonios de todas las edades que son dignos de admirar y emular. Cásate cuando tú lo sientas, no cuando lo digan los demás. No dejes que la gente viva a través de ti.

“El matrimonio lo arregla todo”

Algunos noviazgos son tan autodestructivos que deberían ser disueltos antes de complicarlos con una unión civil o religiosa. Por desgracia, algunas chicas piensan que al casarse todo se resolverá como por arte de magia. La realidad es que el matrimonio exacerba los comportamientos del noviazgo porque compartes tu vida con esa persona cada día. Si tu noviazgo no es sólido no es recomendable que te cases. Analiza si tu novio tiene más potencial de ser exesposo que esposo. Hay una gran diferencia.

En conclusión, recuerda siempre que casarte es una nueva etapa en tu vida y no el fin de esta, que no hay una edad universal para enlazarse y que la familia de tu pareja también será la tuya. Aunque el matrimonio popularmente se visualiza como algo negativo, hay muchas parejas allá afuera que son prueba de que el amor real existe. Espero que puedas experimentarlo algún día en tu vida, y si te interesa, que llegues al altar con ojos de novia enamorada.

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole LIKE en Facebook para tener acceso a contenido que no figura aquí.

Rótulos divertidos para mantener la casa limpia

Si quieres mantener tu casa en condiciones óptimas, debes primero solicitar la cooperación de aquellas personas que viven contigo. Tener un lugar impecable es responsabilidad de todos, no solo tuya. Imprime estos rótulos y ponlos en sus áreas correspondientes para recordarle a aquellas personas que viven contigo que deben vivir como los seres humanos. Lo más importante de todo, déjales saber que tú no eres sirvienta de nadie.

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole LIKE en Facebook para tener acceso a contenido que no figura aquí.

Frases que él quiere escuchar durante el sexo

Los hombres son seres sumamente visuales. Las cosas que haces frente a ellos puede encenderlos en menos de un nanosegundo. No obstante, una vez están de ánimo para el acto del amor, debes recordar que ellos necesitan escuchar ciertas frases para pasarla fenomenal en tu compañía. Así que debes fomentar su líbido auditivamente. Hay unas frases específicas que les gustan. ¿Cuáles son algunas de estas? Lee a continuación.

“¡Por fin! No sabes lo mucho que he pensado en hacerte esto”

Nada prende más a un hombre que saber que has estado pensando en él, imaginando en tu mente las cosas que le harás durante el próximo encuentro. Si él sabe que has esperado con ansias estar con él, dará la milla extra para evitar defraudarte. Ah, eso sí, los anuncios engañosos no valen; debes hacerle todo lo que le dijiste que imaginaste, pero antes de hacerlo, cuéntale con lujo de detalles. La anticipación los enloquece.

“¡Eres el mejor!”

Cuando estés realmente metida en la situación y tu chico te toque en un lugar muy especial o te acaricie de forma agradable, dale las gracias y dile exactamente lo que te gusta para que sepa cómo complacerte mejor en el futuro y mejorar su técnica. Considérate una porrista del amor. Dale motivos a tu chico para esforzarse con frases como esta. Si es el mejor, lo justo es que lo sepa.

“No pares”

Estas dos palabras son fabulosos a la hora del sexo. Si le pides a tu chico que continúe sin detenerse, le dejas saber directamente que estás a punto de alcanzar el clímax. Así sabrá que está haciendo algo bien y cobrará más ánimo para hacer las cosas como te gustan. Si quieres llegar al punto, no pares de decir esta frase tan sencilla y poderosa.

“Te amo”

A diferencia de lo que muchas mujeres piensan, los hombres son seres sensibles que necesitan sentirse amados durante el coito. Abre tu corazón y déjale saber al tuyo todo lo que sientes por él. Besa sus ojos, acaricia su cabello y dale un beso esquimal (frotar las narices). Dile que lo amas antes del acto, durante y luego para reforzar el mensaje en su cerebro. Recuerda que más que para divertirte, el sexo es la forma más íntima y perfecta para dejarle saber a tu chico que es tu alma gemela. Lleva el sexo a un nivel más allá de lo físico, a un espacio verdaderamente espiritual.

“Wow! ¡Es lo más grande que he visto en mi vida!”

Si tu chico está bien dotado, díselo. Créeme, que le subirás la autoestima hasta las nubes. La sinceridad es un factor muy importante durante el sexo y si Dios le dio un don tan especial, celébralo cada vez que puedas. ¡Considérate afortunada, amiga! ¡Grítalo a los cuatro vientos!

“¡Ya casi llego! ¡Llegué! ¡Más!”

Si estás a punto de llegar al clímax o llegaste, dilo. Para los hombres esto es un verdadero acontecimiento porque saben que han hecho un buen trabajo. Es el equivalente a darle una galleta a un perro porque aprendió un truco nuevo. Decirle estas palabras es su recompensa. De esa manera también puede llevar un conteo de todos los orgasmos que te ha ayudado a alcanzar.

“Esta vez es memorable”

Si tuviste un encuentro único y especial, dile a tu chico que siempre lo recordarás. Esto completará el círculo del amor. Es preciso decirlo durante la etapa poscoital (cuddling). También provocarás que tu chico repase en su mente todo el acto y recuerde las cosas que hizo bien para repetirlas. Aprovecha este espacio para explicarle con detalles todo lo que te gustó, desde los besos del inicio hasta la forma en que te arropó al final para que no te diera frío. Cada detalle cuenta.

La comunicación es muy importante en las relaciones. Sé especialmente expresiva mientras haces el amor. Si le dices a tu chico cómo te gusta que te ame, cada día se convertirá en un mejor amante. Piensa en tus palabras como una guía para él y recuerda que son tan necesarias como las caricias y los besos. Dile todas estas frases cuantas veces quieras, grítalas, susúrralas en su oído. Déjalo sordo de placer. Dile justo lo que quiere escuchar.

“Posts” relacionados

Si quieres aprender 5 frases que nunca debes decirle a un hombre en la vida, presiona aquí.

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole LIKE en Facebook para tener acceso a contenido que no figura aquí.

Cómo serle infiel a tu hombre con él mismo

La monogamia es un estilo de vida saludable y requiere mucho esfuerzo. Dedicarle tu vida a un solo hombre denota mucha madurez de tu parte y verdadero compromiso, pero la realidad es que las relaciones íntimas pueden volverse cotidianas, en otras palabras, aburridas. Agradece a tus estrellas que ese no tiene por qué ser tu caso, compórtate como una polígama dentro de una relación monógama. Por eso debes considerar el juego de roles o “role playing”.

Sé que estás pensando en esas películas porno “tacky” de la década del 70, en las cuales el chico que entrega la pizza termina en un idilio candente con una chica voluptuosa en un apartamento de Los Ángeles. Si eso no te gusta no te culpo, pero sí debes considerar añadirle chispa a tu relación con un par de disfraces y articulos que te hagan parecer lo suficientemente convincente para desarrollar tu propia historia. Averigua qué papeles te gustaría interpretar y aquellos que sabes que tu chico apreciará. Haz que él se involucre de lleno y colabore.

Los roles más comunes

  • Enfermera-Paciente
  • Prostituta-Cliente
  • Secretaria-Jefe
  • Ama de casa-“Pool Boy”
  • Dueña de casa-Jardinero
  • Patrón-Sirvienta francesa
  • Porrista (“cheerleader”)-Entrenador
  • Villana-Súper héroe
  • Geisha-Cliente

Ciertamente, tú puedes crear tus propias situaciones en vez de usar aquellas que consideras cliché. Lo importante es que disfrutes de tu relación al máximo y huyas de la rutina como si tu vida dependiera de ello. ¿Por qué vas a tener una sola pareja en tu habitación cuando él tiene el potencial de convertirse en cualquier amante que quieras?¡Anímate y saca a la actriz que vive en ti! Sí recuerda establecer límites y mantener el respeto en todo momento.

Comparte esta entrada con tus amigas y múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole “Like” en Facebook al final de esta página. Que tu vida sea siempre color de rosa.