7 tipos de hombres a los que debes evitar

man_loserPara el amor no hay manual, pero sí puedes utilizar tu experiencia y la de otras mujeres como referencia para evitar terminar con el corazón hecho trizas en el suelo. Hay ciertos hombres a los que no le debes dar ni el saludo porque podrían traerte muchos problemas. Analiza las siguientes personalidades y aprende por qué no son la mejor opción para ti.

1. Hombres que se creen la gran cosa

Si te aventuras a relacionarte con un galán de esta índole, verás que siempre te hará sentir como que te está haciendo un favor por el solo hecho de haberse fijado en ti. Él sabe que las mujeres le llueven y en cada oportunidad que tenga te lo dejará saber. Es el tipo de persona que no dudará un segundo en criticar tu atuendo, tu pelo o tus decisiones. Incluso, tendrá la expectativa de que despertarás como actriz de Televisa: toda maquillada y con el cabello intacto solo para él. ¿Quién puede llenar semejantes expectativas?

2. Hombres que se creen poca cosa

Hay chicos que tienen la autoestima tan baja que jamás creerán que te fijaste en ellos. Por ende, en la relación estará todo el tiempo dándote las gracias, mientras enumera sus faltas. Te endiosará e idializará de una manera demasiado irritante para ser soportada por cualquier ser humano. Lo más peligroso es que su actitud derrotista podría ser contagiosa. ¡Húyele a este tipo de hombre como a la peste bubónica!

3. Los nenes de mamita

Si te atrae un hombre que tiene una obsesión con su madre, corre como velocista olímpica. Este niño que nunca creció te comparará todo el tiempo con su mamita linda y nada de lo que hagas superará la comida, los cuidados y los consejos de quien le dio la vida. Las riñas serán inminentes porque jamás podrás estar a la altura de ella. Mejor déjalo tomando la teta de su mamá y tú tómate un café con un caballero más prometedor.

4. Los hijos pródigos

Así como hay hombres que viven debajo de la falda de mamá, hay otros que no se llevan con su madre para nada. Esto no es buena señal. Como un hombre trata a su progenitora dice mucho de él y si no puede arreglárselas para llevarse bien con un ser tan importante en tu vida, ¿cómo hará para lidiar con los problemas que surjan en la relación? A este déjalo en el sofá de una psicóloga de familia manejando sus asuntos de la niñez y tú sigue hacia adelante a buscar otro.

5. Los adictos al trabajo

Si te gusta un hombre cuyo primer amor es su trabajo ya empezarás en desventaja. A él le excitan más los documentos en Excel y las presentaciones en PowerPoint que cualquier ropita sexy que puedas comprar en las tiendas “kinky” de por ahí. Aunque logres persuadirlo para que tome vacaciones y se relaje, siempre tendrá la cabeza en otra… Sí, en otra cosa relacionada al trabajo a la que no podrá esperar por atender. Si te topas con un hombre así, róbale la línea a Donald Trump y grítale “You’re Fired!”.

6. Los rescatistas

Hay hombres que parece que leyeron demasiados libros de cómic o tirillas de súperheroes y piensan que siempre tienen que salvar a las mujeres. El problema con este tipo de caballero es que te salvará y en el momento en que no precises de su ayuda, te dejará por una pobre diabla que necesite de su caridad.

7. Los eternos bohemios

Hay hombres que confunden ser “bohemio” con ser “depresivo”. Lo importante es que tú conozcas la diferencia y que entiendas que necesitas a una persona vivaracha y alegre a tu lado, en vez de alguien que vive llorando y sufriendo en un bar de mala muerte. A ellos nada los hace felices y tú no serás la excepción, así que aléjate antes de que te contagien con su melancolía.

Cosas que hacen los hombres en las películas que un hombre real jamás haría

¡Supéralo! Los hombres de las películas son ficticios y jamás encontrarás uno como ellos en la vida real. Nada de citas fantásticas, sorpresas millonarias o escapadas al paraíso. Mira a continuación otras cosas que no puedes esperar de los hombres de verdad.

Poner al equipo de fútbol a limpiar tu casa para que te prepares para salir con él, traerte un vestido que es exactamente tu talla y a una estilista profesional a arreglarte para una cita sorpresa.

Llenar tu casa con arreglos florales.

Besarte mientras estás en ropa interior en la calle y neva.

Casarse contigo si eres una prostituta.

Darte una serenata con un “boom box”.

Regresar como un fantasma para seguir amándote.

Permitirte fingir un orgasmo frente a la gente sin sentir vergüenza.

Hacerse pasar por mujer para acercarse a su familia.

Escaparse para tomar clases privadas de bailes de salón.

Ir a salvarte, si terminaras en el infierno.

Ir a rescatarte de un campamento nazzi.

Dejar que un millonario guapo pase una noche contigo, aunque sea por un millón de dólares.

No se quedará contigo si no eres de la misma especie. ¡Básico!

Casarse contigo mientras estás embarazada de otra persona o por fertilización “in vitro”.

Un político de Estados Unidos jamás se casará contigo si eres una sirvienta. No, no importa que sea demócrata.

Reconocer el hijo de una mujer y darle su apellido sin pedir una prueba de paternidad; sobretodo si la mujer es una facilita que se ha acostado con la humanidad.

Pintarte desnuda y concentrarse al punto de terminar la obra sin ponerte antes las manos encima.

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole LIKE en Facebook para tener acceso a contenido que no figura aquí.