5 gustos que debes darte cada semana

La vida se creó para disfrutarla. Si estás agobiada de trabajo y responsabilidades, de todos modos debes sacar un poco de tiempo cada semana para mimarte y darte cariño como solo tú sabes hacerlo. Sigue estos consejos para darte esos gustos sencillos que tanto te mereces.

Un baño de espumas

Llena la tina con agua tibia y tu fragancia preferida de burbujas para sentirte relajada. Coloca velas aromáticas en una superficie segura y sumerge tu cuerpo para disfrutar de la sensación del agua en tu piel. Media hora de este deleite te permitirá descansar y relajará tus músculos. Si no tienes bañera, siéntate en la ducha y deja que el agua caiga sobre tu espalda. Verás que también se siente divino.

Un facial

Tienes dos opciones: puedes ir a la estética para que te realicen un facial o puedes hacerlo tú misma en casa. Si decides irte por la segunda alternativa, compra una buena loción limpiadora, crema humectante, fórmula astringente o tónica, mascarilla y un producto exfoliador. Aplica este tratamiento en casa y baja revoluciones. También tienes la opción de llevar tu rutina de belleza a la playa, con todos los beneficios de la madre naturaleza y ninguna inversión monetaria.

Saborea un plato diferente

Si tu variedad culinaria consiste en arroz blanco con habichuelas, arroz guisado con habichuelas y cualquier otra opción que incluye estos dos ingredientes, tienes que ampliar los horizontes de tus papilas gustativas. Visita un restaurante o lugar diferente de comida cada semana. Además de ser una manera de exponerte a distintos sabores, conoces otras culturas. Considera que en la Isla existen opciones árabes, japonesas, chinas, peruanas, tailandesas, italianas, francesas, entre muchas otras. Al final, cuando sacas el cálculo, terminas gastando lo mismo que en cualquier restaurante familiar que frecuentas a menudo, pero tienes el valor añadido de una experiencia distinta para tu paladar.

Cómprate un gustito

La economía tiene una agenda escondida contra tu bolsillo, pero eso no quiere decir que debas privarte de algún artículo que te fascine. Visita las tiendas y hazte de la idea que solo saldrás con una prenda que te hará la semana o que es lo suficientemente versátil como para hacer una diferencia en tu armario y tu estado de ánimo.

Relájate con un buen libro

Aunque tus días son intensos, debes recordar cultivar tu intelecto. Aprender sobre temas nuevos afecta positivamente tu mente y tu capacidad para conversar. Lo ideal sería leer un libro por semana, pero si se te hace imposible, lee de cinco a 10 páginas por día y verás que en poco tiempo terminas un ejemplar. Los libros te relajan y te hacen sentir emociones que nada material logrará. Presiona aquí para ver algunas sugerencias de libros.

Chica “pink”, durante la semana tienes tiempo para todo el mundo, recuerda también separar momentos especiales para ti. Prémiate, mímate y ámate porque tú eres la columna que sostiene tu sistema laboral y familiar. Necesitas tu espacio para sentirte única y especial, aunque sea una vez a la semana.

Si te gustó esta entrada, compártela con tus amigos. Múdate a La Comuna Pink, oprimiendo el botón “Follow the blog” al final de esta página o dándole “Like” en Facebook. ¡Que tu vida sea siempre color de rosa!

Lleva tu rutina de belleza a la playa

¿Quién dijo que tu casa o la estética son los únicos lugares para mimarte? Si hoy vas a la playa, sigue estos simples pasos para sustituir tu rutina de belleza por un encuentro frente al mar.

Tu piel se regenera cada 28 días, pero tú puedes ayudarla a remover las células muertas frecuentemente al exfoliarla. Si miras tu cajón de productos de belleza es muy probable que encuentres una gran gama de productos exfoliantes. No obstante, hay una manera más natural y menos costosa de cuidar tu piel: frotarla con arena. También puedas cuidar de tus uñas de forma fácil. Solo sigue estos consejos sencillos.

¿Cómo puedes hacerlo?

1. Báñate en el agua de mar por varios minutos para humedecer tu piel.

2. Toma arena del fondo del mar y frótala en tu rostro con delicada suavidad para exfoliar. Toma más para crear una mascarilla orgánica y déjala en tu piel por 10 minutos.
3. Recoge un poco más de arena y pásala de forma uniforme por todo tu cuerpo, del cuello hasta los pies. Enfócate en las zonas problemáticas como los codos y las rodillas.
4. Camina por la orilla de la playa por varios minutos para remover la piel muerta debajo de tus pies y aclarar tus uñas. ¡Es una pedicura perfecta!
5. Moja las uñas de tus manos y pies para proceder a remover la cutícula al empujarla hacia atrás con mucho cuidado. Antes de ir a la playa, recuerda sacarte el esmalte con acetona.

Para completar esta rutina, toma un poco de sol para añadirle color natural a tu piel, pero sin abusar de él. La Madre Naturaleza es mujer y en ella siempre encontrarás una aliada que te ayudará a cada día ser más bella.

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Recuerda seguir el blog La Comuna Pink y darle “Like” a la página de Facebook al pie de esta pantalla.