Lecciones que aprendí de mi padre

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole LIKE en Facebook para tener acceso a contenido que no figura aquí.

Advertisements

Cosas que hacen los hombres en las películas que un hombre real jamás haría

¡Supéralo! Los hombres de las películas son ficticios y jamás encontrarás uno como ellos en la vida real. Nada de citas fantásticas, sorpresas millonarias o escapadas al paraíso. Mira a continuación otras cosas que no puedes esperar de los hombres de verdad.

Poner al equipo de fútbol a limpiar tu casa para que te prepares para salir con él, traerte un vestido que es exactamente tu talla y a una estilista profesional a arreglarte para una cita sorpresa.

Llenar tu casa con arreglos florales.

Besarte mientras estás en ropa interior en la calle y neva.

Casarse contigo si eres una prostituta.

Darte una serenata con un “boom box”.

Regresar como un fantasma para seguir amándote.

Permitirte fingir un orgasmo frente a la gente sin sentir vergüenza.

Hacerse pasar por mujer para acercarse a su familia.

Escaparse para tomar clases privadas de bailes de salón.

Ir a salvarte, si terminaras en el infierno.

Ir a rescatarte de un campamento nazzi.

Dejar que un millonario guapo pase una noche contigo, aunque sea por un millón de dólares.

No se quedará contigo si no eres de la misma especie. ¡Básico!

Casarse contigo mientras estás embarazada de otra persona o por fertilización “in vitro”.

Un político de Estados Unidos jamás se casará contigo si eres una sirvienta. No, no importa que sea demócrata.

Reconocer el hijo de una mujer y darle su apellido sin pedir una prueba de paternidad; sobretodo si la mujer es una facilita que se ha acostado con la humanidad.

Pintarte desnuda y concentrarse al punto de terminar la obra sin ponerte antes las manos encima.

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole LIKE en Facebook para tener acceso a contenido que no figura aquí.

Cómo puedes beneficiarte de que tu chico vea “porn”

Muchas mujeres pegan el grito en el cielo al enterarse de que sus parejas están viendo películas eróticas o visitando alguno de esos portales calientes en Internet. ¡Sacan la monja puritana que vive dentro de ellas y dicen cuanta palabra les viene a la mente para demostrar su indignación! La realidad es que pedirle a un hombre que no vea porno es como pedirle a una mujer que no coma chocolate. ¡Casi imposible! Pero que no panda el cúnico, como dice el buen Chapulín Colorado. Tú podrías beneficiarte de esta fijación que tienen los hombres.

El hecho de que tu chico vea este tipo de material no tiene por qué afectar tu autoestima. Evita pensar que lo observa porque tú no eres suficiente o porque no eres atractiva; él lo ve porque es un ente visual y se estimula por los ojos debido a su curiosidad. Sácale partido a esta triste realidad y verás lo bien que podría resultarte el que tu chico sea tan mirón.

Aprende nuevas técnicas

Las estrellas de las películas adultas tienen técnicas sexuales superiores a las de cualquier ser humano promedio. Pídele a tu chico que aprenda ciertos procedimientos que podrían gustarte. Por ejemplo, si tu chico debe mejorar en el área del placer oral, dile que mire con detenimiento la manera en que lo hacen los expertos para que luego lo practique contigo. Si te sientes cómoda, eventualmente podrás poner la película y decirle qué quisieras que él aprendiera. ¡De seguro se muere de la emoción! Sabes un secreto: a los hombres le gustan las mujeres sin inhibiciones en la cama.

Adopta nuevas posiciones

Si estás en una relación monógama sabes que la monotonía es una amenaza constante en tu vida. ¡Húyele como a la peste bubónica! Dile a tu chico que aprenda nuevas posiciones y que te las enseñe a ver si te gustan. Añadir un par de trucos nuevos a tu repertorio nunca viene mal. Además, puede ser una nueva aventura y una manera distinta de redescubrir a pareja. ¡Puede que descubras que tiene más talento del que pensabas!

Le ayuda a entrar en “character”

¿Tienes la fantasía de tener coito con un bombero, policía o alguien por el estilo? Entonces dile a tu hombre que demuestre sus dotes actorales (entre otros) y que se ponga juguetón contigo. Que mire la manera de actuar de los actores para que luego te haga el espectáculo completo.

Se estimula más fácilmente

Sé realista. Los hombres quieren tener más relaciones sexuales que las mujeres, por naturaleza. En ocasiones no quieres decirle a tu chico que no, pero no interesas sostener un maratón sexual. Entonces haces todo lo posible para que termine más rápido, como hacerlo al estilo perrito (doggie style). Si tu chico ve una película XXX se estimulará más fácil visualmente y de seguro acabará más rápido. Así tú podrás rodar hacia tu lado de la cama y seguir leyendo los estatus de Facebook de tus amigas. ¿Ves cómo todo el mundo gana?

Obviamente, si tu chico tiene una compulsividad o adicción que es detrimental para la relación, entonces debes pedirle que busque ayuda profesional. Pero si es de los que ve una que otra escena de vez en cuando, entonces no le armes la pelea. Dile de forma pícara que esperas que la próxima vez que esté contigo traiga algo nuevo para impresionarte. ¡Y que más vale que sea memorable! ¡Grrrrrrrr!

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole LIKE en Facebook para tener acceso a contenido que no figura aquí.

Lecciones que aprendí de mis exes: Parte 2

Porque aprendí tanto de ellos, que es necesario tener una segunda parte.

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole LIKE en Facebook para tener acceso a contenido que no figura aquí.

 

Lecciones que aprendí de mis exes: Parte 1

 

Las exparejas son de todo. Algunos son buenos, malos, traviesos, cariñosos, odiosos, ratas inmundas, ángeles, desgraciados, amigos o villanos. Puede ser, pero la realidad es que pueden ser muy buenos maestros en la vida. Aquí comparto algunas lecciones que aprendí de los míos. ¿Cuáles lecciones aprendiste tú de tus antiguos amores?

 

POSTS RELACIONADOS

Lecciones que aprendí de mi madre: Parte 1

Lecciones que aprendí de mi madre: Parte 2

Lecciones que aprendí en el trabajo

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole LIKE en Facebook para tener acceso a contenido que no figura aquí.

 

 

 

 

 

Algunas verdades sobre los hombres

Los hombres son criaturas básicas y sencillas. Su psicología es directa y fácil de predecir. Aprende algunos datos curiosos de estos seres, que de seguros no sabías. ¡Disfruta!

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole LIKE en Facebook para tener acceso a contenido que no figura aquí.

¿Eres un anuncio engañoso hecho mujer?

A través de los años, muchos hombres han comentado que han salido con chicas que resultaron ser un anuncio engañoso. Mujeres que se ven divinas, pero que una vez la luz las apunta directamente devela cómo son en realidad. ¿Eres tú acaso una de ellas? ¿Qué te hace un anuncio engañoso? Lo eres si has usado alguna de estas ayuditas que se presentan a continuación.

Usas maquillaje en abundancia

Si usas tanto maquillaje que no pareces tú y al otro día el chico se despierta y te ve con la cara lavada, no te reconoce y grita como si nunca te hubiera visto en la vida, sabes que eres un anuncio engañoso. Aunque no lo creas, a los hombres les gusta ver a las mujeres sin maquillaje cuando las conocen para saber cómo son verdaderamente y no llevarse luego sorpresas desagradables. Si adoptaras un estilo más natural, lo sacarás de dudas inmediatamente y te evitarás una situación embarazosa.

Te rellenas el sostén

Si todos tus brasieres tienen relleno o les añades prótesis cada vez que vas a salir, eres un anuncio engañoso por partida doble. Cuando los hombres te ven se imaginan a Pamela Anderson, pero cuando descubren tu desnudez y ven tus dos picadas de mosquito se espantan y quieren llorar en posición fetal. Siente orgullo de tus senos y muéstralos como son, naturales.

Rellenas tus “panties”

No hay nada más triste para un hombre que seguirte la cola durante toda la noche y luego descubrir que es de mentira. En la cultura latina, un trasero generoso es signo de belleza, sobre todo en el Caribe y Brasil. Si Dios no te dio el don de unos grandes glúteos debes recurrir al ejercicio, en lugar de a estas bragas que no favorecen a nadie. Recuerda que estos recursos son temporeros porque el hombre te verá desnuda en algún momento y se dará cuenta de que le mentiste. Sabes que este tipo de mentira lo único que logrará es que él te patee el trasero, figurativamente, y te deje en el olvido.

Usas extensiones

Hay un instinto primitivo que obliga al hombre a halarle el cabello a las mujeres de vez en cuando mientras hace el amor. Nada lo sacará más de concentración que tomarte del cabello para obtener mejor agarre y quedarse con la mitad de tus extensiones en la mano. Si quieres tener un cabello largo, déjalo crecer. Las extensiones son “tacky” y en muchos casos innecesarias.

Si quieres conseguir un hombre bueno que te acepte justo como eres, debes primero venderte tal cual, sin maquillaje o falsedades. La honestidad es base para cualquier relación exitosa; querer esconder quien eres no es justo ni para ti ni para tu potencial pareja. Recuerda siempre que allá afuera hay hombres que te encuentran bella, seas como seas.

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole LIKE en Facebook para tener acceso a contenido que no figura aquí.