¿Eres una Facebook-celosa?

Nada como las redes sociales para sacar la celopatía o el complejo de Otelo en algunas mujeres. Hasta la mínima acción de tu hombre puede hacer que tu relación se tambalee. ¿Eres tú una de estas chicas? Descúbrelo a continuación.

1C6015658-technolog2F5AD5476-F98A-CC3A-23F0-481F0D7B8563.blocks_desktop_small

Tu chico acepta de amiga a una chica que no conoces: Si le armaste la tercera guerra mundial y le formas el interrogatorio con la luz cegadora y todo en la cara para preguntarle 500 veces quién es ella, puede que seas una celosa en la vida real y virtual.

Tu chico comenta en la foto de una chica: Si cualquier comentario que tu hombre ofrezca saca a la psicótica que vive dentro de ti, tienes que relajarte. Siempre y cuando la intervención sea sana e inocente no tienes por qué preocuparte. Tu hombre vive en una sociedad y tiene que socializar también con las mujeres de su vida, ya sean compañeras de trabajo o amigas.

Agarras a tu chico chateando con una mujer: Si lo hace frente a ti y a horas apropiadas, no tienes de qué preocuparte. Ahora, si evita que mires la pantalla, pues puede que ahí sí tengas motivos para tus celos. Solo pregúntale de forma muy cándida quién es ella y de qué hablan. Trata de evitar los celos para que no se asuste y puedas saber si está siendo sincero.

Tu chico dejó su cuenta accesible y abierta: Eres una celosa a otro nivel si entras, miras sus mensajes privados, buscas sus amistades para ver cuáles son atractivas, miras todas sus notificaciones hasta el comienzo de su cuenta y accedes a los perfiles de sus amigas más allegadas para conocer su vida y milagro.

Contraseña: Eres la madre de las celosas si tienes la contraseña de Facebook de tu hombre y entras religiosamente todos los días para monitorear cada paso digital que da. Amiga, este comportamiento lo que hace es que quieras ver cosas donde no las hay. Tienes que relajarte y confiar en tu pareja.

Es cierto que hay muchos hombres que usan Facebook para salirse con la suya, pero hay otros que no. Justos no pueden pagar por pecadores. Es agotador querer seguirle la pista a tu hombre a todas horas, no es saludable e interfiere con tu vida. Si no tienes sospechas concretas y bien fundamentadas, usa tu tiempo de forma más sabia en construir tu relación y sí, evita meterte en el perfil de él para ver quién le escribe, con cuánta frecuencia y por qué. Eso no te hace bien, celosita.

Advertisements

Cómo evitar ser una celosa profesional

Amiga “pink”, si hay algo que provoca que un hombre quiera mandarte a volar son los arranques de celos. Hay algo en ellos que los chicos no pueden soportar, es como el sonido de las uñas en el pizarrón de la escuela. ¡Completamente insoportable! En especial si el hombre siente que no hizo nada para merecerlos. Considera esta entrada como la primera etapa de tu terapia de rehabilitación de celopatía.

Primeramente debes reconocer si los celos son bien fundados o si es que te imaginas cosas. Hay una enfermedad llamada complejo de Otelo o celopatía, que consiste en sentir celos enfermizos sin ninguna justificación. Si este es tu caso, puedes referirte a un especialista en psicología o psiquiatría porque incluso hay fármacos para tratar esta condición. Si tus celos provienen de otros factores como inseguridad o faltas de respeto de tu pareja, entonces continúa leyendo.

Demuestra cuán segura de ti eres

Muchas veces cuando sales con tu chico te verás rodeada de mujeres hermosas. Es normal que él mire a alguna de las mujeres porque no es ciego. Esta es tu oportunidad de demostrar lo segura que eres al reconocer la belleza de otras mujeres. Por ejemplo, si pasa una chica atractiva cerca de ti, coméntale a tu chico sobre lo hermosas que piensas que son las piernas de ella. Darle un halago a las féminas le dejará saber a tu hombre que no te dejas intimidar por las demás, sino que por el contrario, destacas los atributos de ellas. Esto tomará a tu chico por sorpresa y te verá con otros ojos porque la norma es criticar al resto de las mujeres y sentirte incómoda por cada pequeñez. Los hombres encuentran esta actitud más que refrescante. Ponla en práctica.

Deja fuera a tus amigas

Muchas mujeres le preguntan a sus hombres sobre cuál de sus amigas ellos consideran bonita o con cuál tendrían sexo. ¡No! ¡No! ¡No! ¡No! ¡No! Todo hombre inteligente evitará contestar esta pregunta, pero si el tuyo es medio lento de cerebro y te responde, entonces le tomarás cosa a tu amiga y complicarás la amistad y tu relación sentimental porque no te podrás sacar la respuesta de tu mente. Evita ponerte en una situación vulnerable. Los menos que necesitas es un arranque de celos para hacer sufrir a dos personas que realmente aprecias.

Establece límites en tu relación

Buscar en cada bolsillo del atuendo de tu hombre sin motivo alguno es evidencia clara de que estás al borde de ser una celosa empedernida. ¡Abstente! Verificar la computadora, el teléfono móvil y el auto de tu chico también es una medida desesperada. El que busca encuentra. Puede que en tu arranque encuentres una pieza femenina en el auto de él y le formes tremenda pelea, para luego descubrir que los celos no te dejaron ver que se trataba de tu propio lápiz labial. De igual modo, si tu chico sueña con tener un trío (threesome) o incluir a terceras personas en la relación, dile un rotundo “¡NO!”. Este comportamiento abre una puerta que no podrás cerrar después. Si accedes, por complacerlo a él, puede que termines en una situación en la que los celos serán lo menos preocupante del problema. Las relaciones son de dos.

Busca a un hombre que no te dé motivos

Si de repente sales con un hombre que cada vez que pasa una chica linda vira la cabeza como la niña de “El exorcista”, o tiene en su computadora unas fotitos con una fulana a la que no conoces, sabes que tienes tremendo problema. Tú mereces a un chico que te respete y que saque lo mejor de ti, no lo peor. Si insistes en la relación con un caballero de esta calaña, sabes que la hecatombe es segura. Los celos serán parte de tu día a día. Por ende, cuando pienses en darle la oportunidad a un hombre, verifica antes que no sea un patán. Presiona aquí si quieres saber cómo identificarlos.

Como mujer, siempre sentirás celos en algunas situaciones. Lo importante es saber controlarlos para evitar destruir relaciones productivas. También puedes aprender a usarlos como detectores de hombres que no valen la pena. La moraleja es que no puedes vivir en un arranque continuo de celos. Tú no te lo mereces y tu chico, si está libre de pecado, tampoco.

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigas. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog y dale LIKE en Facebook al final de esta página para recibir más contenido que no figura aquí.

Guía infalible para crear hombres inservibles

Los hombres no nacen, se hacen. Las relaciones que estos tienen con sus madres, hermanas, tías y parejas afectan su forma de pensar y actuar con las féminas. Lo cierto es que hay mujeres que tienen una habilidad incomparable para crear hombres que no dan un tajo ni en defensa propia. Si quieres ser como ellas, solo tienes que seguir estas sencillas guías. Así lograrás tener el bueno para nada con el que siempre has soñado.

  • Durante el noviazgo, por nada del mundo debes dejar que te abra la puerta. Tú tienes dos manos. Úsalas.
  • Nunca lo invites a tus actividades familiares, después de todo es tu familia. Eso sí, asiste a todos los eventos de su familia porque tienes que quedar bien con ellos.
  • Involucrarlo en los preparativos de la boda es un error craso. Él te está haciendo un favor al casarte contigo y evitarte la vergüenza de ser solterona. Con eso debe ser más que suficiente para ti.
  • Si te es infiel con otra, no te quejes. Debe ser orgullo para ti saber que tienes un hombre tan viril.
  • Si tiene un hijo fuera del matrimonio, lo hizo por ti, para darle más hermanos a tus hijos sin que tengas que pasar por el tedioso proceso del embarazo otra vez. ¡Agradece su sacrificio!
  • Si acuerdan dividir las cuentas de la casa y él se gastó su parte en videojuegos y otras chucherías, tu deber debe ser inmediatamente pagar sus facturas. Después de todo es tu culpa por no mantenerlo lo suficientemente entretenido.
  • Evita a toda costa que te ayude en la casa porque eso no es de hombres. Si lo hace su nivel de testosterona disminuirá y creará una exploción inmediata en sus genitales que le provocará pérdida de hombría. Lo único que puedes pedirle, y tómalo con pinzas, es que levante los pies mientras barres y mapeas. Ya con eso realizó suficiente trabajo.
  • Tú debes mantener la dieta para estar bonita para tu hombre, pero sí el engorda 10 libras, recuerda que en él se ven “cute”.
  • Si en el hogar hay un solo auto, él debe ser la prioridad. Para ti se creó el transporte público.
  • Si estás embarazada y tienes un antojo, no levantes a ese pobre hombre de madrugada. Si es un antojo significa precisamente que no lo necesitas y es un capricho de mujer. ¿Por qué el tiene que pagar por eso?
  • Si recibes cupones, plan 8, WIC, renta negativa, subsidio universal, etc., mételo a vivir en tu casa para que él no tenga que salir a trabajar cada mañana.
  • No lo obligues a echar la ropa sucia en el “hamper”. Simplemente recógela de camino a la cocina, antes de prepararle un plato “gourmet”.
  • Si tienen hijos, evita que él se involucre en sus vidas. Si lo hace, debe ser solo para regañar a los niños o castigarlos.
  • Durante el sexo, evita decirle lo que te gusta. Tu deber es complacerlo a él. Una vez él llega al clímax, se acabó la acción y debes dejar que se acueste a dormir.
  • Si están divorciados o separados, no le exijas que te pague pensión alimentaria para los niños. Ese hombre debe rehacer su vida y tiene que costear ropa nueva, un carro último modelo para “bajar bragas” y citas en distintos restaurantes con sus potenciales novias. Pedirle la pensión solo demuestra que eres una celosa compulsiva. ¡Abstente de hacerlo, mujer indigna!
  • Después de divorciados, sigue teniendo sexo con él para mantener vivos esos inolvidables recuerdos.

Cada día surgen más mujeres que crean hombres inservibles. Tú puedes ser una de ellas. Sigue estas simples reglas y te irá de maravilla. Tu hombre te estará eternamente agradecido por ayudarlo a alcanzar su máximo potencial de inutilidad y tú disfrutarás todos los beneficios que una creación como esta trae de por vida.

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Recuerda seguir el blog y darle “Like” en Facebook al final de esta página.