¿Qué nacionalidad tienen tus pies?

Existen cuatro tipos de pie y sus nombres fueron asignados de acuerdo a cuatro lugares. Descubre la nacionalidad de los tuyos a continuación.

Pie egipcio

wRCk3s

Esta forma toma su nombre porque asimila la que es visible en las estatuas de los faraones de Egipto. Los dedos asumen una posición decreciente y forman una línea diagonal perfecta. Si tus pies son así son tan egipcios como las pirámides de Giza y el río Nilo. Según, los podiatras, es el tipo más común.

Pie griego

wRCk3s copy 2Este pie asume su nombre porque es la forma vista en las estatuas de la época clásica griega. La segunda falange es evidentemente más larga que el pulgar y el tercer dedo. Es el tipo de pie menos común. Si este es tu caso, tus pies son helénicos o griegos, así como “La Ilíada”, la playa de Mikonos y El Partenón.

Pie romano

wRCk3s copyEn él, los primeros tres dedos tienen el mismo tamaño en el tope y los dedos menores son visiblemente más cortos. Si este es tu caso, tus pies son tan romanos como El Coliseo y los frescos de arte.

Pie polinesio

293655_250114005011639_3736777_nEste tipo de pie muestra una forma cuadrada, ya que las falanges aparecen de forma lineal. Si tus pies son de este modo, son tan polinesios como las faldas de paja y el agua Fiji.

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole LIKE en Facebook para tener acceso a contenido que no figura aquí.

Advertisements

Lleva tu rutina de belleza a la playa

¿Quién dijo que tu casa o la estética son los únicos lugares para mimarte? Si hoy vas a la playa, sigue estos simples pasos para sustituir tu rutina de belleza por un encuentro frente al mar.

Tu piel se regenera cada 28 días, pero tú puedes ayudarla a remover las células muertas frecuentemente al exfoliarla. Si miras tu cajón de productos de belleza es muy probable que encuentres una gran gama de productos exfoliantes. No obstante, hay una manera más natural y menos costosa de cuidar tu piel: frotarla con arena. También puedas cuidar de tus uñas de forma fácil. Solo sigue estos consejos sencillos.

¿Cómo puedes hacerlo?

1. Báñate en el agua de mar por varios minutos para humedecer tu piel.

2. Toma arena del fondo del mar y frótala en tu rostro con delicada suavidad para exfoliar. Toma más para crear una mascarilla orgánica y déjala en tu piel por 10 minutos.
3. Recoge un poco más de arena y pásala de forma uniforme por todo tu cuerpo, del cuello hasta los pies. Enfócate en las zonas problemáticas como los codos y las rodillas.
4. Camina por la orilla de la playa por varios minutos para remover la piel muerta debajo de tus pies y aclarar tus uñas. ¡Es una pedicura perfecta!
5. Moja las uñas de tus manos y pies para proceder a remover la cutícula al empujarla hacia atrás con mucho cuidado. Antes de ir a la playa, recuerda sacarte el esmalte con acetona.

Para completar esta rutina, toma un poco de sol para añadirle color natural a tu piel, pero sin abusar de él. La Madre Naturaleza es mujer y en ella siempre encontrarás una aliada que te ayudará a cada día ser más bella.

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Recuerda seguir el blog La Comuna Pink y darle “Like” a la página de Facebook al pie de esta pantalla.