Lecciones que aprendí de mis exes: Parte 1

 

Las exparejas son de todo. Algunos son buenos, malos, traviesos, cariñosos, odiosos, ratas inmundas, ángeles, desgraciados, amigos o villanos. Puede ser, pero la realidad es que pueden ser muy buenos maestros en la vida. Aquí comparto algunas lecciones que aprendí de los míos. ¿Cuáles lecciones aprendiste tú de tus antiguos amores?

 

POSTS RELACIONADOS

Lecciones que aprendí de mi madre: Parte 1

Lecciones que aprendí de mi madre: Parte 2

Lecciones que aprendí en el trabajo

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole LIKE en Facebook para tener acceso a contenido que no figura aquí.

 

 

 

 

 

Advertisements