¿Eres un anuncio engañoso hecho mujer?

A través de los años, muchos hombres han comentado que han salido con chicas que resultaron ser un anuncio engañoso. Mujeres que se ven divinas, pero que una vez la luz las apunta directamente devela cómo son en realidad. ¿Eres tú acaso una de ellas? ¿Qué te hace un anuncio engañoso? Lo eres si has usado alguna de estas ayuditas que se presentan a continuación.

Usas maquillaje en abundancia

Si usas tanto maquillaje que no pareces tú y al otro día el chico se despierta y te ve con la cara lavada, no te reconoce y grita como si nunca te hubiera visto en la vida, sabes que eres un anuncio engañoso. Aunque no lo creas, a los hombres les gusta ver a las mujeres sin maquillaje cuando las conocen para saber cómo son verdaderamente y no llevarse luego sorpresas desagradables. Si adoptaras un estilo más natural, lo sacarás de dudas inmediatamente y te evitarás una situación embarazosa.

Te rellenas el sostén

Si todos tus brasieres tienen relleno o les añades prótesis cada vez que vas a salir, eres un anuncio engañoso por partida doble. Cuando los hombres te ven se imaginan a Pamela Anderson, pero cuando descubren tu desnudez y ven tus dos picadas de mosquito se espantan y quieren llorar en posición fetal. Siente orgullo de tus senos y muéstralos como son, naturales.

Rellenas tus “panties”

No hay nada más triste para un hombre que seguirte la cola durante toda la noche y luego descubrir que es de mentira. En la cultura latina, un trasero generoso es signo de belleza, sobre todo en el Caribe y Brasil. Si Dios no te dio el don de unos grandes glúteos debes recurrir al ejercicio, en lugar de a estas bragas que no favorecen a nadie. Recuerda que estos recursos son temporeros porque el hombre te verá desnuda en algún momento y se dará cuenta de que le mentiste. Sabes que este tipo de mentira lo único que logrará es que él te patee el trasero, figurativamente, y te deje en el olvido.

Usas extensiones

Hay un instinto primitivo que obliga al hombre a halarle el cabello a las mujeres de vez en cuando mientras hace el amor. Nada lo sacará más de concentración que tomarte del cabello para obtener mejor agarre y quedarse con la mitad de tus extensiones en la mano. Si quieres tener un cabello largo, déjalo crecer. Las extensiones son “tacky” y en muchos casos innecesarias.

Si quieres conseguir un hombre bueno que te acepte justo como eres, debes primero venderte tal cual, sin maquillaje o falsedades. La honestidad es base para cualquier relación exitosa; querer esconder quien eres no es justo ni para ti ni para tu potencial pareja. Recuerda siempre que allá afuera hay hombres que te encuentran bella, seas como seas.

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole LIKE en Facebook para tener acceso a contenido que no figura aquí.

¿Ya encontraste al idiota de tu vida?

Cuando vayas a enamorarte asegúrate que sea del idiota de tu vida. ¿Quién es este hombre? Probablemente alguien que conoces o que ha pasado por tu vida como un barco en la niebla sin que ni siquiera te dieras cuenta.

¡Hola! ¿Me reconoces? Soy el idiota de tu vida.

El idiota de tu vida es esencialmente ese chico bueno, cálido, responsable y atento que mostró o muestra un interés genuino en ti, pero tú eres tan autodestructiva que tenías o tienes puesta la mirada en un “bad boy”, irresponsable, creído, mujeriego y difícil. Le entregas tu corazón a este último sin ningún tipo de reparos; te casas con él y tienen hijos. De repente la adrenalina y la novedad se agotan y mientras lavas los platos y tus sueños rotos, comienzas a pensar en aquel joven que te prometía un futuro encantador. Entonces sentada frente al televisor, escuchando los ronquidos de tu marido bueno para nada, piensas desconsoladamente en lo que pudo haber sido y no fue. El chico que te hará sentir así es el idiota de tu vida.

Debes romper con la tendencia nociva de muchas mujeres de enfocarte en un hombre que no es estable y encontrar la tranquilidad en los brazos de uno que a lo mejor no sería tu primera opción. No sabes cuántas mujeres dicen “yo sé que él va a cambiar” cuando hablan de su hombre rebelde. ¿Sabes algo? Eso no sucederá. Los hombres son criaturas básicas y con ellos lo que ves es lo que es. Dale la oportunidad a ese chico al que ni le has dado el saludo, de seguro es el idiota de tu vida. Si lo dejas pasar eventualmente la idiota serás tú.

Los chicos malos pueden ser malos para ti. ¡Supera sus avances!

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigas. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole LIKE en Facebook al final de esta página.

5 frases que nunca debes decirle a un hombre

Cuando de hombres se trata, lo que no dices es tan importante como lo que dices. Tú debes saber exactamente de lo que hablo. Como aprendiste en Lecciones que debes aprender de los hombres, los chicos son de pocas palabras y sencillos, pero tú, como mujer al fin debes abrir la boca y romper el silencio frecuentemente. ¿Cierto o falso? Aquí tienes una guía de las cosas que NUNCA debes decirle a un hombre.

Cualquier oración que comience con “Mi exnovio…”

Si algo les revienta a los hombres es que hables o los compares con tus antiguas parejas. De hacerlo, puede que recibas como respuesta un ataque de celos o la frase fría, “si tanto te gusta tu ex, entonces vuelve con él”. Ouch! Si ese ex no es parte de tu presente es porque hizo algo repudiable en el pasado. Déjalo allí. Enfócate en tu pareja y evita ceder a la tentación de mencionar a tu ex cada día; esto le hará pensar a tu chico que aún te interesa tu anterior pareja y que tu compromiso con la relación que compartes con él es altamenten cuestionable.

“¿Tu ex es mejor que yo?”

A los hombres, además de que hables de tus pasados amores, les exaspera que les preguntes por sus exnovias. En efecto, ellos tienen la razón. Cada vez que interrogas a tu chico sobre las mujeres con las que ha tenido una relación, lo que logras es que él tenga que pensar en ellas, cuando tu meta es que él solo piense en ti. Por ende, es malísima estrategia.

“¡Qué poco hombre eres!”

Cuestionar la hombría de tu chico siempre es mala idea porque despiertas su lado irracional. Por más que estés con un hombre moderno con el que tienes una relación de igualdad, él siempre querrá sentir que ocupa una posición especial en tu vida. Decir frases como estas constituye una falta de respeto y abre la puerta a la violencia porque él como respuesta puede demostrarte cuán hombre es.

Cualquier frase que empiece con “Tú siempre…” o “Tu nunca”

Los hombres odian las frases categóricas, en especial si les hablas de un caso aislado o que no es la norma. Arremeter contra ellos con oraciones como “Tú nunca me ayudas” o “Tú siempre estás de vago” indica que en efecto, estas situaciones son tan constantes que se puedes establecer generalizaciones. Quizás puedes sustituirlas por un acercamiento más positivo como “Me gustaría que me ayudaras con esto”. Los hombres necesitan mucho refuerzo positivo y responden mejor a él que a las confrontaciones o la negatividad. Te lo digo por experiencia.

“Cómprame esto”

Cada vez que un hombre escucha esta frase en las tiendas, inmediatamente piensa que eres una interesada. Su cerebro recibe en un nanosegundo un “Gold Digger Alert” y su cartera se cierra herméticamente. Él siente que para unas cosas las mujeres son las más feministas, pero que para otras le sacan mucho provecho al machismo. Evita ser una de ellas. Pedirle a tu pareja que te compre cosas no es justo, sobre todo si te jactas de que eres una mujer moderna y autosuficiente. Sí, puedes hacerle saber las cosas que te gustan cerca de las festividades para que él tenga una idea de qué te puede regalar. No obstante, tu chico no está obligado a comprarte todos tus gustos, en especial en un momento histórico en que más mujeres ganan más que los hombres en muchas profesiones.

Chica “pink”, entender a los hombres no es ninguna ciencia. Ellos son los seres más básicos sobre el planeta. Aprende poco a poco sus reglas y verás como en poco tiempo tendrás tu propio manual para comprenderlos. Continúa leyendo La Comuna Pink y de seguro descubrirás muchos más de sus secretos.

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigas. Múdate a La Comuna Pink dándole Like en Facebook o siguiendo el blog al final de esta página.