Si los Tres Reyes hubiesen sido mujeres…

Los Tres Reyes Magos se conocen desde hace siglos por haber cabalgado en sus camellos bajo la guía de una estrella con el fin de llevarle varios obsequios al Niñito Jesús. Su derroche de generosidad fue palpable, a tal punto que los niños de hoy día aún reciben con ilusión sus regalos cada 6 de enero. Pero, ¿qué tal si en vez de Tres Reyes Magos hubiesen existido Tres Reinas Magas? La historia hubiese sido muy diferente.

Se nota que los Reyes fueron hombres porque brindaron los regalos más imprácticos del mundo para un recién nacido.

Image

¿Qué recién nacido necesita recibir incienso? Ninguno. Las Reinas Magas de seguro hubiesen encontrado este obsequio poco útil en la vida de un bebé y hubiesen optado mejor por una caja de pañales súper absorbentes y toallas húmedas para cambiarlo. Tiene más sentido.

Image

Jesucristo nació en un establo lleno de animales. Solo un hombre pensaría que en semejante lugar el oro es importante. El excremento animal atrae a las moscas, pero solo a una mujer se le hubiese ocurrido llevar una pequeña cuna con un mosquitero fuerte para proteger al recién nacido. ¡Claro!

Image

¿Qué es lo primero que necesita un bebé a la hora de nacer? ¿Mirra? ¡Para nada! Una Reina Maga de seguro se hubiese presentado con al menos cinco opciones de ropa para el bebé. Claro, toda en tonos azules, verde menta, blanco y verde. Y en distintos tamaños porque solo las mujeres saben lo rápido que crece un bebé.

Look-at-the-lovely-gifts-wow-sarahplove-17399744-1920-1200Si los Tres Reyes Magos hubiesen sido Tres Reinas Magas, Jesús no hubiese sido el único en recibir regalos. Las Reinas hubiesen ido cargadas con obsequios para todo el mundo. A María le hubiesen llevado una máquina para extraer leche o una faja milagrosa para ayudarla a recuperar la figura. A José le hubiesen dado un par de calzoncillos o una caja de herramientas para que comenzara a construir su casa y sacara a la pobre María del establo. Los animales hubiesen recibido galletas, camitas y los suéteres que se le ponen hoy día los perritos porque las mujeres se acuerdan de todos a la hora de regalar. ¡Sin excepciones!

nativity-sceneLuego de su llegada, las Reinas jamás hubiesen permitido que Jesucristo pasara una noche más en un establo por motivos de salubridad. Incluso le hubiesen ofrecido a María que se mudara con alguna de ellas en lo que sacaban los pies del plato y José encontraba un trabajito.

Las Reinas tampoco hubiesen ido la ida por la vuelta. Lo más probable es que se hubiesen ofrecido a ayudar a María por los primeros dos meses porque como madre primeriza la carga iba a ser fuerte. Además, Jesucristo hubiese seguido recibiendo regalos de ellas en cada Navidad, Día del Estudiante, Día de la Amistad y Pascuas, no solo en su nacimiento. De seguro Jesús las llamaría “titis” y recibiría su visita al menos cuatro veces al año porque así son las mujeres. Las Reinas también le enviarían mensajes celestes o por palomas mensajeras solo para mantener la comunicación. De verdad que las mujeres son seres prácticos, amorosos y especiales. ¡De lo que se perdió Jesús por no haber tenido a las Tres Reinas Magas: Meche, Gasparina y Betty!

¡Feliz Día de Reyes para ti y tu familia! Ojalá te hayan traído todo lo que tu corazón ha deseado.

ENTRADAS RELACIONADAS

5 COSAS QUE LE PEDISTE A LOS REYES Y QUE NO TE TRAJERON

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole LIKE en Facebook para tener acceso a contenido que no figura aquí.

5 cosas que le pediste a los Reyes Magos y que no te trajeron

Sacaste tiempo para sentarte con mucho fervor a escribirle una carta a los Reyes Magos. Buscaste la cajita más mona que pudiste encontrar y la llenaste de grama para acumular puntos. Para tu sorpresa, te levantaste hoy y encontraste que los Reyes te dejaron una pijama, dos paquetes de “panties” Hanes y un pote de Jean Naté, que no está mal porque se lo puedes regalar a tu abuela más tarde en el día. Tristemente lo que tú sí querías era uno de estos regalos:

Un auto

¡Wow! Creo que estás viendo demasiada televisión. Te dejaste llevar por la epidemia de comerciales, en los que mujeres bellas como tú reciben un auto último modelo con una moña roja en la capota. En primer lugar, creo que para recibir un regalo como este tu apellido tiene que ser Hilton, Trump, Carrión o Fonalledas. En segundo lugar, los Reyes andan en camellos. Si ellos pudieran tener acceso a un auto, hace tiempo hubiesen cambiado su modo de transportarse y en vez de seguir una estrella (método bastante arcaico), hubiesen usado un GPS.

Un bebé

Traer un bebé desde tierras lejanas resulta un poco complicado. Además, sería una irresponsabilidad porque los Reyes ni sabían hacia dónde se dirigían, claro, son hombres. No es buena idea dejar a su cuidado a un niño. ¡Te imaginas que le hubiese tocado traértelo al cuarto Rey Mago, que nunca llegó! Se me enchina la piel de solo pensarlo. Así que amiga, a menos que tengas un jevo que se llame Rey para darte una mano con esta meta, creo que no va a suceder.

Un nuevo trabajo

Los Reyes llevan 2,012 años haciendo el mismo trabajo y no se han diversificado. No han aprendido nuevas tareas y siempre hacen el mínimo esfuerzo evidenciado en que en vez de traer diamantes, anís y platino, van a la segura con incienso, oro y mirra cada año. ¿A qué jefe le gustaría esta falta de inventiva? Creo que Monster.com y Clasificadosonline.com son mejores opciones para cumplir un sueño tan importante.

Una joya cara

¿Ya te casaste con algún hombre cuyo apellido es Hilton, Trump, Carrión o Fonalledas? ¿No? Pues ya sabes por qué no recibiste un zafiro o una esmeralda colombiana. Pero no te preocupes, lo único que te separa de este regalo es el límite de tu tarjeta de crédito y el hecho de que los centros comerciales están cerrados hoy (¡SNIFF!). ¡Hey, pero eBay siempre está abierto! God bless eCommerce!

Un hombre

Parece que esta Navidad tocaron la canción “Jardinero de cariño” más de la cuenta y te la creíste. Lamentablemente, los Reyes Magos no son “matchmakers”. Pero hay buenas noticias. Puedes entrar a eHarmony.com o Match.com para empezar a buscar al hombre de tus sueños. Es mejor que no lo hayan traído los Reyes de todos modos porque tu príncipe azul no puede venir en camello… Que llegue en un carruaje halado por caballos mansos.