5 errores que cometemos las mujeres al comprar ropa

Al momento de comprar prendas de vestir, las mujeres solemos cometer algunos errores que nos cuestan muy caro o que hacen que nuestras selecciones no sean las más apropiadas o duraderas. Debemos aprender de estas fallas para adquirir ropa que realmente nos favorezca y que tenga una larga vida en nuestro armario.

1-buyers-remorseAlgunos de estos errores son:

Fijarnos en las modelos

Cuando compramos por Internet o por catálogo, juzgamos la ropa por como le queda a la modelo. La realidad es que esas mujeres fuera de este mundo podrían ponerse un disfraz de elefante y se verán divinas en él. Así que antes de comprar, debemos analizar nuestra figura y sabes qué nos favorece a nosotras, según nuestro físico y estilo de vida.

Comprar alguna pieza porque está en oferta

Muchas veces nos dejamos impresionar por el precio de una prenda, más que por la pieza misma. ¿Cuántas veces no hemos comprado algo y terminamos regalándolo con todo y etiqueta porque nunca tuvimos oportunidad de usarlo? ¡Millones! Por ende, debemos pensar si nos gusta más la ropa que su precio. Si es así, vale la pena llevarla.

Adquirir una pieza que hay que alterar

Muchas veces adquirimos una pieza que es muy larga o que tiene desperfectos con la falsa promesa de que la vamos a arreglar en casa o con el sastre. La realidad es que la dejamos en el armario ocupando espacio y al cabo de los meses o años, la regalamos porque pasó de moda o ya no queremos verla más. Si de verdad nos gusta una pieza que requiere ser modificada, entonces debemos llevarla inmediatamente a una costurera o sastre.

Comprar demasiada ropa de una misma tendencia

Hay modas que duran más que otras. Lamentablemente la mayoría dura una o dos temporadas, por ende debemos ser juiciosas y comprar en su mayoría piezas clásicas que podamos usar por mucho tiempo. Cuando llegue una moda interesante, debemos comprar una o dos piezas de cada tendencia para refrescar nuestras opciones, pero gastar dinero en piezas temporeras no es buena idea.

Comprar en el momento equivocado

Cuando compramos un bikini justo al comenzar el verano o un abrigo de invierno al comenzar la temporada de frío pagaremos de 10% a 75% más por esas piezas. Lo mejor es esperar que esté acabando el verano para comprar ese lindo bañador y guardarlo para el año próximo. En la moda, comprar las cosas cuando no las necesitamos es clave.

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole LIKE en Facebook para tener acceso a contenido que no figura aquí.

“Tips” para ahorrar al ir de compras

Como a todas, te fascina salir los fines de semana a buscar nuevas piezas para tu armario y tu casa. No obstante, esta búsqueda puede dejarte sin dinero porque la impulsividad siempre es un factor que afecta lo que compras. ¿Cómo puedes adquirir las cosas que te gustan sin excederte de tus medios económicos? Sigue estos consejos para lograrlo.

Establece un presupuesto

Antes de salir, verifica tu cuenta bancaria en Internet o por teléfono. Determina la cantidad máxima de dinero que gastarás. De no hacerlo, tu impulsividad puede que te traicione y luego te arrepientas por haberte excedido.

Deja las tarjetas en casa

Solo porque tienes una línea de crédito amplia no significa que tengas que tenerla siempre a tu disposición. Mejor deja las tarjetas de crédito para que manejes el dinero con el que cuentas en este momento. A la hora de comprar, podrías recurrir a ellas y así es que comienzas a acumular esos balances que después se te hará imposible pagar cuando se suman con los intereses.

Paga en efectivo

Una vez establezcas tu presupuesto, ve a un cajero automático para retirar la cantidad acordada. Si solo tienes ese dinero a la hora de comprar, y no tienes tarjetas tentándote en la cercanía de tu cartera, de seguro podrás cumplir con tu presupuesto y evitarás excederte.

Míralo todo antes de comprar

Si entras a la primera tienda que ves y te enamoras de varias piezas, terminarás comprándolas. De repente, puede que acudas a otras en las que hay artículos más interesantes y te arrepentirás porque ya gastaste el dinero en lo primero que viste. Mejor haz el ejercicio de visitar varias tiendas para mirar con detenimiento, comparar precios y finalmente hacer la compra más inteligente.

Acumula para la próxima compra

Si te sobró dinero del presupuesto de tu última compra, puedes ahorrarlo en tu cuenta bancaria o separarlo en un sobre para que cuente como plata adicional en tu próxima salida. Debes premiarte por usar tu buen juicio.

Sigue estos consejos a la hora de ir de compras para adquirir los artículos que te gustan sin afectar tu economía. Para saber otras maneras de ahorrar, lee la entrada De Fashionista a Recesionista, una guía práctica sobre cómo verte regia por menos.

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigas. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole LIKE en Facebook al final de esta página.