La importancia de saber decir “no”

Muchos abogan por aprender a decirle sí a la vida para alcanzar la felicidad. Con los años aprenderás que serás más feliz si haces lo contrario, proferir con más frecuencia esa palabra monosilábica y sencilla: no.
Probablemente algunas de estas situaciones te ha pasado: te has amanecido escribiendo las tareas de tus mejores amigas, has quedado endeudada por pagarle las cuentas a tus parientes, le has comprado a tus hijos juguetes que no le hacían falta con el único fin de callarles la boca, te has quedado tarde en el trabajo para completar los trabajos de compañeros que escaparon de sus sillas a las cinco de la tarde o hasta te has acostado con hombres para evitar decirles que no una vez más. Te consideras una mujer fuerte y libre. Sin embargo, tu vida se llena más y más de actividades que no quisieras hacer.
Como mujeres hemos logrado grandes éxitos en el mundo profesional, en nuestros matrimonios y en la política. Sin embargo, muchas veces fallamos en el momento de afirmar nuestro valor propio y rehusarnos a hacer lo que no queremos, lo que no nos interesa o lo que simplemente no nos conviene. Pensamos demasiado en que nuestro ”no” hará que otros se sientan tristes, enojados o incómodos. Nos comportamos como si nuestro único objetivo en la vida fuese complacer a los demás con decir la palabra mágica “sí”. En verdad, tenemos que darnos prioridad a nosotras mismas y recordar que nuestra felicidad es prerrequisito para hacer feliz a quienes nos rodean.
Analiza si te estás dando tu lugar en en los siguientes contextos:
  • En tu relación: Todas queremos hacer felices a nuestras parejas, pero el amor requiere que ellos también obren para hacernos felices a nosotras. Si tú tienes que hacer todo el trabajo de la casa, pagar todas las cuentas y coordinar las actividades románticas, ha llegado la hora de negarte a hacer más de lo que te corresponde: la mitad. Si temes que esto resultará en el final de tu relación, seguramente esta no vale la pena. Recuerda que tu relación existe para hacerte feliz a ti y no al revés.
  • En tu familia: Todas tenemos parientes ”especiales”, a quienes les hace falta ayuda constantemente para resolver los problemas más simples de la vida. Abrimos nuestros corazones y bolsillos para ayudarles y luego encontramos que no tenemos fuerza ni dinero para lidiar con nuestros propios problemas. Es claro que siempre debemos cuidar a quienes pertenecen a nuestra familia, pero si no nos cuidamos a nosotras mismas antes de proteger a los demás, terminaremos resintiendo a quienes nos piden ayuda. Por ende, tanto nosotras como nuestras familias seremos más felices si encontramos la fuerza para decirle no a ese familiar que abusa de nuestra bondad.
  • En tu trabajo:  Algunas personas son tan miserables en su vida personal que su alma explota de placer y regocijo al pensar en quedarse tarde en la oficina. Estas personas positivamente sonríen cuando se les dice que deben llegar al trabajo el sábado y el domingo. Nada les deprimiría tanto como pensar en la posibilidad de pasar esos días al lado de sus esposos o sus hijos. Lo peor es que mientras más tiempo pasan trabajando, más empeora su vida social, familiar y personal, y por lo tanto más atractiva les parece la idea de quedarse hasta tarde en el trabajo. Si estás leyendo este blog, es muy poco probable que seas miembro de este club de eternos trabajadores que detestan estar con sus familias. Sin embargo, te debes cuidar, porque las personas que quieren estar todo el tiempo en su trabajo se convierten en hoyos negros y las persona que entran en su campo de gravedad son irresistiblemente atraídas hacia sus horas largas, sus fines de semana perdidos y sus vacaciones pospuestas hasta el infinito. Las personas adictas al trabajo no quieren estar solas, sino que quieren que tú y todas tus compañeras se queden en el trabajo con ellas. Si le dices que sí a estos seres que dan toda la impresión de ser laboriosos y pretenden continuar el trabajo ad infinitum, te estarás diciendo que no a ti misma- estarás dando fin a tus planes, tu vida social, tus pasatiempos, tus sueños y tu familia. Y cada vez que accedas a los deseos de los trabajadores infelices que te rodean, será más difícil decir que no en el futuro, porque habrás establecido, con tu silencio, que tú eres una de ellas. No terminarán los sermones sobre cómo tú los decepcionaste porque pensaban que podían contar contigo. Por eso debes encontrar fuerzas de donde no tienes para darle un no rotundo a los horarios súperextendidos que destruyen tu vida social y familiar, y debes hacerlo ahora.
Es hora de aprender a decir un “no” elegante y justificado. La vida es una, y la debemos usar para vivir como queremos nosotras, para hacernos felices a nosotras mismas y así complacer a los seres que amamos. Hacer otra cosa no es más que una especie sutil de esclavitud, y las mujeres hemos luchado demasiado para encadenarnos a nosotras mismas. Por eso tenemos que ser fuertes y decir que no a las cosas que no nos interesan. Solo así tendremos el valor y la confianza que nos harán falta para decirnos que sí a nosotras mismas.
Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole “Like” en Facebook al final de esta página.
Advertisements

Canciones preferidas de las mujeres con baja autoestima

A través de los años han visto la luz algunas canciones que se han convertido en himnos para las mujeres que se tienen en baja estima. Escuchar las letras hace que cualquier feminista levante la ceja en señal de sorpresa y que las que están muertas vuelvan a fallecer en sus tumbas. Estas canciones deben ser solamente para entretener, no dejes que penetren tu mente porque ninguna mujer debe aceptar que la golpeen, que le sean infiel o pelear por otra por un hombre. Si te gustan, no te culpo, algunas son muy contagiosas, lo importante es que no se conviertan en las consejeras de tu vida. Lo increíble es que las cantas una y otra vez sin analizar las letras, pero cuando te sientas a escucharlas con detenimiento, te quedas de una pieza.

Algunos ejemplos de estas joyas musicales:

Amiga “pink”, si sabes de otras canciones patéticas que le bajan la autoestima a las mujeres, compártelas para ponerlas en un futuro “post”. Esta semana de la mujer La Comuna Pink quiere que todas las mujeres abandonen las inseguridades y sean felices.

Comparte esta entrada con tus amigos. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole “Like” en Facebook al final de esta página.

Por qué las mujeres somos nuestras peores enemigas

Con los años, las mujeres hemos logrado grandes cambios que nos han permitido disfrutar de derechos y privilegios que en antaño estaban reservados exclusivamente para los hombres. Estos adelantos se los debemos a luchadoras incansables como Luisa Capetillo, Susan B. Anthony y Ana Roque de Duprey, entre muchas otras. No obstante, muchas mujeres hemos abandonado el camino de la solidaridad femenina y en cambio, hemos decidido convertirnos en las peores enemigas de las féminas con nuestras mentalidades y comportamientos. Lo triste es que en muchas ocasiones, no nos damos cuenta. Ojalá este artículo nos ayude a tomar medidas remediales.

Retomar la senda que conduce a la empatía con otras mujeres es posible. Ciertamente, debemos dejar atrás la forma negativa en que interactuamos entre nosotras y los comentarios que compartimos, que podrían trabajar en función de nuestro detrimento como grupo y personas individuales. Veamos en detalle cómo estamos fallando.

En el amor

Cuando un hombre ve que su amigo tiene una nueva novia que es considerada, guapa y amigable, inmediatamente piensa que debe conseguirse una chica como esa. En contraste, cuando una mujer ve que su amiga está en una relación estable con un hombre centrado, bien parecido y tierno, al segundo piensa que debe conquistar a ese mismo hombre. Por esta razón, es que escuchamos con tanta frecuencia sobre infidelidades de amigas con parejas, lo cual es una doble traición y un dolor elevado al cuadrado para la chica que es víctima de la situación. Respetar a las parejas de nuestras amigas y familiares es clave. Asimismo, si sabemos que un hombre está en una relación, debemos darlo como prohibido. Acceder a tener intimidad con él nos degrada, nos convierte en objetos sexuales y también hiere las sensibilidades de la mujer que le dedica su vida a ese hombre. ¡No caigamos en el juego!

Por otro lado, resulta ridículo que cuando un hombre es infiel, muchas mujeres procedemos a echarle la culpa a la otra e incluso, consideramos golpearla hasta dentro del pelo. Pero, ¿por qué hacemos eso? Esa mujer no tiene nada que ver con nosotras y le echamos toda la culpa. El verdadero reclamo debe ser para el hombre, quien se comprometió a respetarnos y a estar con nosotras de forma fiel e incondicional. Se han dado muchos casos en que las amantes ni estaban enteradas de que compartían pareja con otra. Quienes nos fallan son nuestras parejas, no las otras personas. Debemos recordar este detalle tan importante.

En el trabajo

¿Cuántas veces hemos escuchado chismes sobre una compañera de trabajo? En muchas ocasiones estos rumores son iniciados por otras mujeres envidiosas que logran influenciar a todos con sus calumnias. Sucede que cuando una mujer ocupa un puesto de importancia y renombre, inmediatamente algunas féminas procedemos a decir que obtuvo la posición porque se acostó con uno de los grandes de la empresa. Ciertamente, este tipo de situaciones se da, pero ese no siempre es el caso. Debemos reconocer que hay mujeres que son asignadas a posiciones destacadas por sus méritos y virtudes. Cada vez que una de las nuestras ascienda al poder, debemos festejarla; su triunfo es un precedente que indica que en un futuro nosotras también podremos estar con ella en la cima.

En la escuela o universidad

Si una chica tiene buenas calificaciones o rompe la curva de los exámenes, muchas de nosotras inmediatamente presumimos que es porque tuvo intimidad con el profesor. ¿Acaso las mujeres no tenemos suficiente materia gris para tener éxito en la Academia? Apoyemos a nuestras hermanas y ayudémoslas a llegar tan lejos como puedan.

En la amistad

Si tenemos una amiga que tiene sexo casual con hombres, no corramos a tildarla de ramera. Muchos hombres son libertinos en todo lo que a sexo se refiere y a ellos no les decimos nada. Si nuestra amiga es juiciosa y se cuida de enfermedades, no la juzguemos. Sí podemos aconsejarla, pero al final del día la decisión es de ella.

También debemos evitar criticar a nuestras amigas por cómo se ven físicamente o por sus preferencias en moda. No todo el mundo puede lucir como una modelo de pasarela y medir 6′ de estatura. Debemos aceptarlas como son y fijarnos en su intelecto y espíritu. Nuestra crasa superficialidad se ha convertido en un obstáculo para otras mujeres que prefieren cultivar su mente, en vez de llenar su armario de artículos que no necesitan. Ya los hombres nos juzgan suficiente sobre cómo nos vemos. Lo menos que necesitamos es tener un grupo de mujeres azotando nuestra autoestima de la forma más despiadada.

De igual modo, si tenemos una amiga que queda embarazada sin casarse, apoyémosla. Ya la sociedad se encargará de insultarla y hacerla sentir mal, nosotras no tenemos por qué aportar al festival de epítetos destructivos. De seguro el padre de la criatura no pasará por el cruel escrutinio por el que pasamos las mujeres ante este tipo de circunstancia.

Si las mujeres nos unimos en una sororidad sin paredes, podremos continuar la obra de aquellas damas ilustres que cambiaron nuestro mundo. Si nos convertimos en nuestras peores enemigas, habremos perdido la batalla. Ya tenemos suficiente con que los hombres le adjudiquen burlonamente todos nuestros problemas al PMS y a nuestras hormonas. Nosotras engendramos vida, mantenemos viva a las sociedades y demostramos que con amor todo es posible. 

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigas. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole “Like” en Facebook al final de esta página.

“Look” del día: Elegancia rosada

Comparto contigo este atuendo que me encanta. Las gafas juguetonas le añaden un toque divertido a la seriedad de las pantimedias y la estructura rígida de la falda. ¡Espero que te brinde ideas para tus “looks” de esta semana!

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigas. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole “Like” en Facebook al final de esta página.

Cómo serle infiel a tu hombre con él mismo

La monogamia es un estilo de vida saludable y requiere mucho esfuerzo. Dedicarle tu vida a un solo hombre denota mucha madurez de tu parte y verdadero compromiso, pero la realidad es que las relaciones íntimas pueden volverse cotidianas, en otras palabras, aburridas. Agradece a tus estrellas que ese no tiene por qué ser tu caso, compórtate como una polígama dentro de una relación monógama. Por eso debes considerar el juego de roles o “role playing”.

Sé que estás pensando en esas películas porno “tacky” de la década del 70, en las cuales el chico que entrega la pizza termina en un idilio candente con una chica voluptuosa en un apartamento de Los Ángeles. Si eso no te gusta no te culpo, pero sí debes considerar añadirle chispa a tu relación con un par de disfraces y articulos que te hagan parecer lo suficientemente convincente para desarrollar tu propia historia. Averigua qué papeles te gustaría interpretar y aquellos que sabes que tu chico apreciará. Haz que él se involucre de lleno y colabore.

Los roles más comunes

  • Enfermera-Paciente
  • Prostituta-Cliente
  • Secretaria-Jefe
  • Ama de casa-“Pool Boy”
  • Dueña de casa-Jardinero
  • Patrón-Sirvienta francesa
  • Porrista (“cheerleader”)-Entrenador
  • Villana-Súper héroe
  • Geisha-Cliente

Ciertamente, tú puedes crear tus propias situaciones en vez de usar aquellas que consideras cliché. Lo importante es que disfrutes de tu relación al máximo y huyas de la rutina como si tu vida dependiera de ello. ¿Por qué vas a tener una sola pareja en tu habitación cuando él tiene el potencial de convertirse en cualquier amante que quieras?¡Anímate y saca a la actriz que vive en ti! Sí recuerda establecer límites y mantener el respeto en todo momento.

Comparte esta entrada con tus amigas y múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole “Like” en Facebook al final de esta página. Que tu vida sea siempre color de rosa.

¡Cuando las dependientes en las tiendas atacan!

Nada es más placentero y reconfortante que salir de compras, respirar el aroma de los artículos nuevos y sentir cómo el corazón late al ver el letrero que anuncia los especiales. Tristemente estas emociones tan únicas pueden verse opacadas por lo que llamo dependientes “psycho”. Comparto con ustedes mi historia de terror en una reconocida tienda de ropa femenina. Gracias a Dios, salí con vida.

Mi esposo y yo estábamos aburridos en casa y se nos ocurrió que aportar a la economía del país por medio de unas cuantas compras sería una manera ideal de entretenernos. En ese momento y muy responsablemente, determiné mi presupuesto para evitar excederme. Me monté en el auto, llegué al centro comercial y ya en mi mente comencé a crear combinaciones de atuendos interesantes para compartirlas en el blog.

Mi primera parada fue una tienda “top” de ropa femenina. Al entrar, una sonreída y muy arreglada dependiente me saludó. Yo le devolví su gesto amable y le indiqué que me parecía fabuloso su atuendo. Ella me miró muy agradecida y me preguntó qué tipo de ropa buscaba. En ese momento le indiqué que solo miraba. Ella trató de ponerme conversación y me comenzó a interrogar sobre el tipo de profesión que tenía, mi estilo, entre otros asuntos. Yo, muy amable le contesté todas sus preguntas. En menos de lo que terminé de proferir mi última palabra, la chica salió como el demonio de Tazmania y arrasó con la tienda al tomar una cantidad excesiva de ropa, y como si me conociera íntimamente, dijo categóricamente que TODO se parecía a mí y que me iba a quedar bien. Mi primer instinto fue salir corriendo, pero las piernas me fallaron y caminé hacia el probador como preso hacia el paredón.

La verdad es que las prendas de ropa estaban divinas, pero al ver el precio de algunas comencé a temblar en ese pequeño probador. No acababa de quitarme la ropa para probarme las primeras piezas y ya la chica me exigió que saliera porque quería ver cómo me quedaban sus selecciones con una voz chillona que no paraba de gritar “Let me see, let me see”. Al verme al espejo me sentí como una diva. ¡Todo estaba regio! Cuando volví a probarme el resto de las piezas, la chica regresó a exigirme que saliera una vez más y yo todavía estaba en ropa interior. Ahí fue que llegué a la conclusión de que esa mujer tenía serios problemas mentales. Cuando abrí la puerta por segunda vez, fui atacada por una manada de piezas nuevas de ropa que la chica colgó dentro del probador con la excusa de que todo me quedaba bien. Trajo correas, pares de zapatos, accesorios, carteras, un banquete para cualquier armario. Calculé con mis ojos la cantidad de todas las piezas y en ese momento me di cuenta que tenía aproximadamente $1,990 en mercancía. El ataque de pánico fue inminente. ¡Esta bruja quiere hacer la comisión de todo un día solo conmigo!

Me vestí lo más pronto que pude, crucé mi “pashmina” en mi cuello y agarré la cartera en busca de aire. Me dio más ansiedad saber que tenía que hacer el “walk of shame” porque luego de que esa mujer me llenó el probador de ropa me iría con las manos vacías. Salí con la apariencia de una compradora calmada y le dije a la chica que no estaba interesada. En ese momento me dijo que los “jeans” que yo creía que estaban en $120, me los podía llevar por $20, pero ya era demasiado tarde para volver atrás. Salí de la tienda y sentí como se sienten los suertudos que escapan de la guerrilla. Abracé a mi esposo tan pronto lo encontré ojeando zapatos deportivos. Entré a otra tienda y recuperé la compostura.

La boca hiperactiva de la dependiente con labios rojos carmesí se quedó en mi cabeza pegada, como un par de “skinny jeans” imposibles de quitar. Entré a otras tiendas y compré otros artículos bonitos, hermosos diría yo, pero no fueron la cura para mi ansiedad. Fui víctima de una dependiente “psycho”, que me quitó un poco la alegría de comprar. Ya la he olvidado un poco, pero no la he perdonado. Por su culpa perdí la oportunidad de comprar tres pares de “jeans” de diseñador por $60. Por otra parte, pensar en ella me halaga un poco, quizás me vio cara de hidalga y pensó que mi apellido es Trump, Vanderbilt o Hilton. Si ella supiera.

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos y recuerda mudarte a La Comuna Pink siguiendo el blog y dándole “Like” en Facebook al final de la página.

“Look” del día: Azul y amarillo en armonía

Este atuendo lo usé la semana pasada para la oficina. Me encanta el collar que rompe la monotonía del patrón cuadrado de la camisa. Si te fijas en el maquillaje, usé sombra azul para delinear el párpado y un tono verdoso-amarillo como los zapatos para la parte de abajo del ojo. Espero que te guste.

¡Aprende a establecer las reglas de tu relación!

Cuando de relaciones se trata, la frase “go with the flow” o “ve con la corriente” es mala consejera. Es imperante que cuando entables una relación afectiva con un hombre establezcas de entrada las reglas del juego para evitar malos entendidos y respetar los estilos de cada cual. Esta recomendación me la brindé a mí misma hace ya varios años, luego de salir de una relación autodestructiva que me consumió por mucho tiempo. Espero que ahora pueda serte útil a ti.

Establece tus “non-negotiables” o asuntos que no estás dispuesta a negociar

Dile a tu chico de entrada que no tolerarás infidelidades, juegos mentales o abuso físico o verbal bajo ningún concepto. De ocurrir, indícale que abandonarás la relación sin pestañear. De igual modo, pon sobre la mesa esas actividades que te gusta realizar y con las que deseas continuar, siempre y cuando no afecten la relación; por ejemplo, salir con tus amigos varones de años a compartir sanamente y visitar semanalmente a tus sobrinos.

Dile qué situaciones usualmente te irritan para que se prepare

Exprésale si eres sentimental para que no se sorprenda si comienzas a llorar en una película dramática o si tu periodo menstrual afecta adversamente tu ánimo, para que no piense que es responsable de tu transformación satánica cada 28 días. Además, ayudarás a que él evite comportarse de una manera que pueda molestarte y así te ahorras peleas tontas que podrían dañar tu relación potencialmente.

Describe con lujo de detalles cómo te gusta que te traten

Si quieres que tu hombre te complazca y te lleve gratas sorpresas, primero debes dejarle claro cuáles son esas cosas que te fascinan, incluyendo el trato. Haz tú lo mismo por él. Una vez la relación madure verás cómo ambos se acoplarán de tal modo que se sentirán cómodos y apreciados. Para fomentar el respeto, puedes establecer una política de cero tolerancia a los gritos y los insultos, por tontos que sean. La palabra “bobita” de repente puede convertirse en “bruta” hasta alcanzar un nivel más ofensivo y una vez cruzas esa línea, es difícil dar marcha atrás.

Prepáralo sobre cómo resuelves tus conflictos

Al comenzar con mi esposo, le comenté que adopté un sistema que consiste en irme por mi cuenta a despejarme o a caminar en soledad cuando estoy molesta para bajar revoluciones, ya que si estoy furiosa tengo el potencial de destruirte en .5 segundos con mi lengua viperina. Luego regreso cuando estoy calmada y trato de tener una conversación inteligente, tomando en cuenta los dos polos del problema. Ahí suelo ser muy razonable. Un día él olvidó este sistema y trató de resolver el problema cuando mis ojos botaban chispa y descubrió, luego de lamerse las heridas por varios días, que es mejor que me dé mi espacio en esas raras ocasiones. Si tú tienes tu propia manera de encontrar tu catarsis, díselo a tu chico para que te respete y se ahorren problemas. Tú también debes preguntarle sobre cómo él actúa durante conflictos para saber cómo debes proceder.

Dale su lugar a tus hijos y tus mascotas

Si tienes seres especiales en tu vida que dependen de ti, explícale a tu pareja que son una extensión tuya y cómo te gustaría que él se comporte alrededor de ellos. Incluso, permite que te ayude a alimentar a tu perro o gato y a medida que la relación se vaya tornando seria, pídele que comparta más con tus hijos.

Sé honesta con tu pareja desde el comienzo. Si te quiere, apreciará tu honestidad, tú tendrás una idea más clara de dónde te estás metiendo y tendrás las reglas del juego debidamente establecida antes de que suene el silbato de arranque. ¡Mucho éxito!

Si te gustó esta entrada, compártela con tus amigas. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole “Like” en Facebook al final de esta página.

Cómo vestirte para ir a comprar ropa

Si este fin de semana tienes planes de salir de compras y darle la vuelta al centro comercial, entrar a cada tienda y probarte todas las piezas de ropa que te gustan, asegúrate de vestirte de una manera que te ahorre tiempo y sea efectiva para ti.

Cómo puedes hacerlo:

  • Evita los atuendos en capas. Quitarse la ropa en esos pequeños probadores puede ser una verdadera aventura.
  • Preferiblemente, usa un vestido que te puedas quitar fácilmente. Nada de ropa con cremalleras (“zippers”) en la parte trasera o demasiados botones. Un traje sin mangas (“strapless”) es la recomendación perfecta.
  • Usa zapatos sin trabillas y que no tengas que amarrar para agilizar el proceso de desvestirte y vestirte.
  • Tu ropa interior debe ser la adecuada para todo tipo de pieza de ropa. Por ejemplo, si vas a medirte “skinny jeans” o vestidos ajustados, es mejor ponerte un “G-string” en lugar de “boy shorts” o “panties” regulares. La ropa interior puede afectar cómo luce tu cuerpo y puede que te haga desistir de adquirir prendas que se te verían perfectas.
  • Deja en casa la joyería entrelazada, esa que se enreda fácilmente y es difícil de remover.
  • Ponte un desodorante o antiperspirante transparente y descarta el exceso de maquillaje para evitar manchar la ropa.
  • Si deseas comprar una prenda de ropa para parearla con un par de zapatos o un juego de accesorios, llévalos para facilitar la búsqueda.

Mi idea de un atuendo perfecto para ir de compras: vestido y zapatos fáciles de remover, accesorios sencillos y poco maquillaje. Quitar esta ropa toma por reloj 6 segundos. ¡Te invito a romper mi récord!

Recuerda estos “tips” útiles al seleccionar tu atuendo para ir de compras. Ahorrar tiempo en el centro comercial es fundamental, sobre todo si tu compañero de compras es un hombre.

Si te gustó esta entrada, compártela con tus amigas. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole “Like” en Facebook al final de esta página.

“Look” relajado para el fin de semana

El fin de semana es tiempo de relajarte y disfrutar de esos momentos en que puedes pasar un día tranquilo con tus amistades, tu familia o tu amorcito. Toma ideas de este atuendo para estar cómoda sin perder ciertos detalles muy femeninos.

Sigue el blog de La Comuna Pink y recuerda darle “Like” en Facebook al pie de esta página.

“Look” del viernes: Sexy y rebelde

Si te gustó esta entrada, compártela con tus amigas. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole “Like” en Facebook al final de esta página.

5 gustos que debes darte cada semana

La vida se creó para disfrutarla. Si estás agobiada de trabajo y responsabilidades, de todos modos debes sacar un poco de tiempo cada semana para mimarte y darte cariño como solo tú sabes hacerlo. Sigue estos consejos para darte esos gustos sencillos que tanto te mereces.

Un baño de espumas

Llena la tina con agua tibia y tu fragancia preferida de burbujas para sentirte relajada. Coloca velas aromáticas en una superficie segura y sumerge tu cuerpo para disfrutar de la sensación del agua en tu piel. Media hora de este deleite te permitirá descansar y relajará tus músculos. Si no tienes bañera, siéntate en la ducha y deja que el agua caiga sobre tu espalda. Verás que también se siente divino.

Un facial

Tienes dos opciones: puedes ir a la estética para que te realicen un facial o puedes hacerlo tú misma en casa. Si decides irte por la segunda alternativa, compra una buena loción limpiadora, crema humectante, fórmula astringente o tónica, mascarilla y un producto exfoliador. Aplica este tratamiento en casa y baja revoluciones. También tienes la opción de llevar tu rutina de belleza a la playa, con todos los beneficios de la madre naturaleza y ninguna inversión monetaria.

Saborea un plato diferente

Si tu variedad culinaria consiste en arroz blanco con habichuelas, arroz guisado con habichuelas y cualquier otra opción que incluye estos dos ingredientes, tienes que ampliar los horizontes de tus papilas gustativas. Visita un restaurante o lugar diferente de comida cada semana. Además de ser una manera de exponerte a distintos sabores, conoces otras culturas. Considera que en la Isla existen opciones árabes, japonesas, chinas, peruanas, tailandesas, italianas, francesas, entre muchas otras. Al final, cuando sacas el cálculo, terminas gastando lo mismo que en cualquier restaurante familiar que frecuentas a menudo, pero tienes el valor añadido de una experiencia distinta para tu paladar.

Cómprate un gustito

La economía tiene una agenda escondida contra tu bolsillo, pero eso no quiere decir que debas privarte de algún artículo que te fascine. Visita las tiendas y hazte de la idea que solo saldrás con una prenda que te hará la semana o que es lo suficientemente versátil como para hacer una diferencia en tu armario y tu estado de ánimo.

Relájate con un buen libro

Aunque tus días son intensos, debes recordar cultivar tu intelecto. Aprender sobre temas nuevos afecta positivamente tu mente y tu capacidad para conversar. Lo ideal sería leer un libro por semana, pero si se te hace imposible, lee de cinco a 10 páginas por día y verás que en poco tiempo terminas un ejemplar. Los libros te relajan y te hacen sentir emociones que nada material logrará. Presiona aquí para ver algunas sugerencias de libros.

Chica “pink”, durante la semana tienes tiempo para todo el mundo, recuerda también separar momentos especiales para ti. Prémiate, mímate y ámate porque tú eres la columna que sostiene tu sistema laboral y familiar. Necesitas tu espacio para sentirte única y especial, aunque sea una vez a la semana.

Si te gustó esta entrada, compártela con tus amigos. Múdate a La Comuna Pink, oprimiendo el botón “Follow the blog” al final de esta página o dándole “Like” en Facebook. ¡Que tu vida sea siempre color de rosa!

Guía infalible para crear hombres inservibles

Los hombres no nacen, se hacen. Las relaciones que estos tienen con sus madres, hermanas, tías y parejas afectan su forma de pensar y actuar con las féminas. Lo cierto es que hay mujeres que tienen una habilidad incomparable para crear hombres que no dan un tajo ni en defensa propia. Si quieres ser como ellas, solo tienes que seguir estas sencillas guías. Así lograrás tener el bueno para nada con el que siempre has soñado.

  • Durante el noviazgo, por nada del mundo debes dejar que te abra la puerta. Tú tienes dos manos. Úsalas.
  • Nunca lo invites a tus actividades familiares, después de todo es tu familia. Eso sí, asiste a todos los eventos de su familia porque tienes que quedar bien con ellos.
  • Involucrarlo en los preparativos de la boda es un error craso. Él te está haciendo un favor al casarte contigo y evitarte la vergüenza de ser solterona. Con eso debe ser más que suficiente para ti.
  • Si te es infiel con otra, no te quejes. Debe ser orgullo para ti saber que tienes un hombre tan viril.
  • Si tiene un hijo fuera del matrimonio, lo hizo por ti, para darle más hermanos a tus hijos sin que tengas que pasar por el tedioso proceso del embarazo otra vez. ¡Agradece su sacrificio!
  • Si acuerdan dividir las cuentas de la casa y él se gastó su parte en videojuegos y otras chucherías, tu deber debe ser inmediatamente pagar sus facturas. Después de todo es tu culpa por no mantenerlo lo suficientemente entretenido.
  • Evita a toda costa que te ayude en la casa porque eso no es de hombres. Si lo hace su nivel de testosterona disminuirá y creará una exploción inmediata en sus genitales que le provocará pérdida de hombría. Lo único que puedes pedirle, y tómalo con pinzas, es que levante los pies mientras barres y mapeas. Ya con eso realizó suficiente trabajo.
  • Tú debes mantener la dieta para estar bonita para tu hombre, pero sí el engorda 10 libras, recuerda que en él se ven “cute”.
  • Si en el hogar hay un solo auto, él debe ser la prioridad. Para ti se creó el transporte público.
  • Si estás embarazada y tienes un antojo, no levantes a ese pobre hombre de madrugada. Si es un antojo significa precisamente que no lo necesitas y es un capricho de mujer. ¿Por qué el tiene que pagar por eso?
  • Si recibes cupones, plan 8, WIC, renta negativa, subsidio universal, etc., mételo a vivir en tu casa para que él no tenga que salir a trabajar cada mañana.
  • No lo obligues a echar la ropa sucia en el “hamper”. Simplemente recógela de camino a la cocina, antes de prepararle un plato “gourmet”.
  • Si tienen hijos, evita que él se involucre en sus vidas. Si lo hace, debe ser solo para regañar a los niños o castigarlos.
  • Durante el sexo, evita decirle lo que te gusta. Tu deber es complacerlo a él. Una vez él llega al clímax, se acabó la acción y debes dejar que se acueste a dormir.
  • Si están divorciados o separados, no le exijas que te pague pensión alimentaria para los niños. Ese hombre debe rehacer su vida y tiene que costear ropa nueva, un carro último modelo para “bajar bragas” y citas en distintos restaurantes con sus potenciales novias. Pedirle la pensión solo demuestra que eres una celosa compulsiva. ¡Abstente de hacerlo, mujer indigna!
  • Después de divorciados, sigue teniendo sexo con él para mantener vivos esos inolvidables recuerdos.

Cada día surgen más mujeres que crean hombres inservibles. Tú puedes ser una de ellas. Sigue estas simples reglas y te irá de maravilla. Tu hombre te estará eternamente agradecido por ayudarlo a alcanzar su máximo potencial de inutilidad y tú disfrutarás todos los beneficios que una creación como esta trae de por vida.

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Recuerda seguir el blog y darle “Like” en Facebook al final de esta página.

“Look” del día: Glamour rosado

Este atuendo lo utilicé para el trabajo y me encanta porque tiene la sensualidad del rosa claro con la intensidad del fucsia. El collar recargado le añade un toque de elegancia y completa el “look”. Espero que te guste.

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Recuerda seguir el blog La Comuna Pink y darle “Like” a la página de Facebook al pie de esta pantalla.

Lleva tu rutina de belleza a la playa

¿Quién dijo que tu casa o la estética son los únicos lugares para mimarte? Si hoy vas a la playa, sigue estos simples pasos para sustituir tu rutina de belleza por un encuentro frente al mar.

Tu piel se regenera cada 28 días, pero tú puedes ayudarla a remover las células muertas frecuentemente al exfoliarla. Si miras tu cajón de productos de belleza es muy probable que encuentres una gran gama de productos exfoliantes. No obstante, hay una manera más natural y menos costosa de cuidar tu piel: frotarla con arena. También puedas cuidar de tus uñas de forma fácil. Solo sigue estos consejos sencillos.

¿Cómo puedes hacerlo?

1. Báñate en el agua de mar por varios minutos para humedecer tu piel.

2. Toma arena del fondo del mar y frótala en tu rostro con delicada suavidad para exfoliar. Toma más para crear una mascarilla orgánica y déjala en tu piel por 10 minutos.
3. Recoge un poco más de arena y pásala de forma uniforme por todo tu cuerpo, del cuello hasta los pies. Enfócate en las zonas problemáticas como los codos y las rodillas.
4. Camina por la orilla de la playa por varios minutos para remover la piel muerta debajo de tus pies y aclarar tus uñas. ¡Es una pedicura perfecta!
5. Moja las uñas de tus manos y pies para proceder a remover la cutícula al empujarla hacia atrás con mucho cuidado. Antes de ir a la playa, recuerda sacarte el esmalte con acetona.

Para completar esta rutina, toma un poco de sol para añadirle color natural a tu piel, pero sin abusar de él. La Madre Naturaleza es mujer y en ella siempre encontrarás una aliada que te ayudará a cada día ser más bella.

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Recuerda seguir el blog La Comuna Pink y darle “Like” a la página de Facebook al pie de esta pantalla.

Contra el reloj: Recoge la casa en tiempo récord

Si para ti recoger la casa es una pesadilla, es hora de que aprendas un juego. Dedicarle a tu hogar todo el día, es más que tedioso y te quita tiempo valioso para compartir con tu familia o que podrías inventir mejor en ti. Aquí comparto contigo esta recomendación que utilizo en la semana cuando llego del trabajo para mantener la casa organizada. ¡Espero que te sirva tan bien como a mí!

  1. Determina el tiempo que tienes disponible para dedicarle al recogido de tu hogar. Usualmente, le dedico 10-15 minutos por día.
  2. Selecciona la habitación que será tu prioridad, la segunda en orden de importancia y así sucesivamente. Recuerda que solo harás lo que el tiempo te permita.
  3. Mira el reloj o utiliza el cronómetro de tu teléfono móvil para saber cuándo debes detenerte.
  4. Una vez estés lista, toma todos los objetos que estén en desorden y colócalos en el espacio en que pertenecen. Utiliza el tiempo lo mejor que puedas.
  5. Detén el cronómetro y contempla los espacios que organizaste para ver las diferencias. De seguro luce mucho mejor que cuando comenzaste.

Si te pones pequeñas metas diarias, el fin de semana la limpieza y el recogido te tomarán mucho menos. Si tienes niños, involúcralos en este sistema; lo verán como un juego y querrán ayudarte. Al menos a mí me funciona con mis sobrinos.

Amiga “pink”, recuerda que tienes que crear un método adecuado para ti; espero que este te sirva. Es bueno tener la casa impecable, pero hazlo en menos tiempo para dedicarte a otras áreas de tu vida que también ameritan tu atención.

Si te gustó este “post” compártelo con tus amigos. Recuerda seguir el blog de La Comuna Pink y darle “Like” en Facebook con el boton que aparece al pie de esta página.

“Look” del viernes: Chic rocker

Este “look” es muy apropiado para un viernes casual en el trabajo. Si tienes planes para ver a tus amistades en un espacio exterior para darse las copas, solo quítate el “blazer” para que luzcas más cómoda.

Sigue el blog de La Comuna Pink y recuerda darle “Like” en Facebook al final de esta página.

Razones por las que las mujeres tienen 5 dedos

Versión inglés: Poundingheartbeat.com

Traducción y adaptación: La Comuna Pink

 

Dale “follow” al blog y únete a nuestra página de Facebook. Recuerda compartir este “post” con tus amigos.

Ventajas de las capitulaciones matrimoniales

Si planificas tu boda, puede que te haya cruzado por la mente solicitar capitulaciones matrimoniales. Este pensamiento puede estar acompañado por un gran sentido de culpa porque la noción general es que significa que evitas compartir tus bienes. No obstante, las capitulaciones o acuerdos prenupciales pueden ser una bendición para las parejas modernas.

En esencia, el Estado determina el tipo de relación que tendrá una pareja, la cual es la sociedad de bienes gananciales. Este tipo de unión establece que luego del casamiento toda propiedad que se obtenga y todo ingreso que se genere va a partes iguales. Ciertamente, tú como persona puedes decidir el tipo de relación que tendrás con tu pareja por medio de las capitulaciones.

Ventajas de las capitulaciones matrimoniales

  • Si te demandan en tu carácter personal, tu pareja está protegida y queda excluida del proceso legal, ya que no tienen una relación tipo sociedad de bienes gananciales. De esta manera el ingreso de tu familia queda parcialmente protegido por el bien de la pareja y los hijos que tengan. Si lo demandaran a él, entonces tú serías la protegida.
  • Puedes comprar propiedad por tu cuenta y que sea 100% tuya. De igual modo, puedes adquirir bienes conjuntamente con tu pareja en las situaciones que ustedes decidan libremente. En este último caso, los bienes sí se dividen a la mitad en la eventualidad de un divorcio.
  • Si alguno de los dos tiene hijos previos al matrimonio, el sueldo de ambos no se combina para determinar la pensión de los menores y solo se toma en consideración el ingreso del progenitor.
  • Las deudas de cada cual adquiridas antes del matrimonio no afectarán a la otra parte. Por ende, el reloj Swiss Army que tu novio todavía paga porque fue un regalo para su ex, no sería responsabilidad tuya.
  • Puedes rendir la planilla del Departamento de Hacienda de forma individual, en lugar de separarte cada año para mentir y que te deduzcan más de tu ingreso.

Si te interesa conocer más sobre las capitulaciones matrimoniales, consulta a tu abogado. Prepararlas toma menos de una hora y tienen un costo aproximado de $250. Las capitulaciones en definitiva tienen un estigma en la sociedad, pero pueden ser muy beneficiosas e incluso ser utilizadas para proteger a tu pareja. Es mejor que tú dictes las reglas de tu relación, en lugar de dejarle las decisiones a abogados y jueces.

Si te gustó esta entrada, compártela con tus amigos. Recuerda darle “Like” a la página de La Comuna Pink en Facebook.