Consejos para evitar la monotonía en tu relación

Mantener el interés en una relación es una tarea ardua, pero posible. Pensar que el amor lo es todo y que no se necesita nada más es una manera simplista y poco real de ver la naturaleza de las parejas.

Si quieres mantener tu relación viva e interesante, sigue estos consejos, que aunque no son infalibles, bien podrían brindarte una idea de cómo romper la monotonía, el principal enemigo de las parejas.

Las citas con tu pareja son sagradas

Separa tiempo para tener cenas formales con tu pareja. Vístete como si aún lo estuvieras conquistando porque todavía lo estás haciendo. Probar nuevos sabores y tener nuevas experiencias culinarias es una manera de romper la monotonía y tener tiempo a solas. No necesariamente tiene que ser un restaurante costoso, sino un lugar distinto para descubrir y disfrutar de deliciosos platos juntos.

Demuestra tus sentimientos

Con el paso del tiempo, las muestras de cariño disminuyen en las relaciones. No permitas que esto suceda en la tuya. Cuando te despiertes, dale los buenos días a tu chico. Celebra cuando llegue a la casa en las noches y dile un buen halago. Dale unas cuantas nalgadas cuando te sientas traviesa, e incluso míralo directo a los ojos y dile lo afortunada que eres de tenerlo a tu lado. Permite que él conozco todo lo que sientes por él, y sí puedes ponerte cariñosa en lugares públicos, pero con moderación y juicio.

Brinda halagos

Si tu pareja se ofreció a preparar la cena, dile lo sabrosa que le quedó. Si asiste al gimnasio para ponerse en forma para ti, apóyalo y destaca las áreas en que se le nota la definición muscular. Lo importante es hacerlo sentir bien y las palabras son una excelente manera de hacerlo. Agradece todo lo que hace por ti y no des ninguna de sus acciones por sentado.

Busca pasatiempos en común

Nada une más a una pareja que tener aventuras y descubrir cosas nuevas. Si les gusta viajar, únanse cada cierto tiempo y planifiquen los destinos que visitarán durante el año. Los planes de viaje son una excelente excusa para unirse, coordinar y pensar en el futuro, el de ambos, unidos. Otras actividades como el cine, las artes, el baile y los deportes también son válidas. Aprende de ellas con tu pareja y cultiva la pasión en armonía. Mientras más cosas tengan en común durante la relación, mejor te sentirás.

Cultiva el arte de la conversación

Popularmente se dice que sabes que encontraste a tu pareja ideal cuando puedes hablar con ella por horas sin cansarte. Al principio de las relaciones, el elemento físico y sexual es muy fuerte, pero con el tiempo disminuye y lo que queda es el intercambio intelectual y personal, el cual se logra por medio del arte de la conversación. Además, no existe mejor sensación que saber que tu pareja tiene algo que enseñarte y que tú también tienes información para enriquecer su vida. Un nuevo tema es una manera de salir de la rutina.

Cuídate y reinvéntate

Conquistar a tu hombre es una tarea constante. Si te pones el mismo vestido, con los zapatos de siempre y el estilo de cabello de hace años es muy probable que verte en sí sea monotonía. Acude al gimnasio para mantenerte en forma y de vez en cuando adquiere piezas nuevas para que tu chico te vea renovada. Recuerda que los hombres son muy visuales y fáciles de impresionar físicamente. Dale motivos para que te halague y te diga cositas lindas al oído.

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole LIKE en Facebook para tener acceso a contenido que no figura aquí.

¿Ya encontraste al idiota de tu vida?

Cuando vayas a enamorarte asegúrate que sea del idiota de tu vida. ¿Quién es este hombre? Probablemente alguien que conoces o que ha pasado por tu vida como un barco en la niebla sin que ni siquiera te dieras cuenta.

¡Hola! ¿Me reconoces? Soy el idiota de tu vida.

El idiota de tu vida es esencialmente ese chico bueno, cálido, responsable y atento que mostró o muestra un interés genuino en ti, pero tú eres tan autodestructiva que tenías o tienes puesta la mirada en un “bad boy”, irresponsable, creído, mujeriego y difícil. Le entregas tu corazón a este último sin ningún tipo de reparos; te casas con él y tienen hijos. De repente la adrenalina y la novedad se agotan y mientras lavas los platos y tus sueños rotos, comienzas a pensar en aquel joven que te prometía un futuro encantador. Entonces sentada frente al televisor, escuchando los ronquidos de tu marido bueno para nada, piensas desconsoladamente en lo que pudo haber sido y no fue. El chico que te hará sentir así es el idiota de tu vida.

Debes romper con la tendencia nociva de muchas mujeres de enfocarte en un hombre que no es estable y encontrar la tranquilidad en los brazos de uno que a lo mejor no sería tu primera opción. No sabes cuántas mujeres dicen “yo sé que él va a cambiar” cuando hablan de su hombre rebelde. ¿Sabes algo? Eso no sucederá. Los hombres son criaturas básicas y con ellos lo que ves es lo que es. Dale la oportunidad a ese chico al que ni le has dado el saludo, de seguro es el idiota de tu vida. Si lo dejas pasar eventualmente la idiota serás tú.

Los chicos malos pueden ser malos para ti. ¡Supera sus avances!

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigas. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole LIKE en Facebook al final de esta página.