Por qué nunca debes fingir un orgasmo

Quizás lo hagas porque tu chico te da pena, por vergüenza o simplemente porque no quedas satisfecha en el sexo. Fingir un orgasmo es algo que tal vez has hecho, hasta sin pensarlo mucho. Lo importante es que evites convertirlo en hábito en tu vida sexual porque las consecuencias son bastante adversas.

shutterstock_120560647Le estás mintiendo a tu pareja

Suena a cliché, pero la realidad es que la base de toda relación es la confianza. Tu chico trata de hacerte feliz por medio del placer sexual y realmente se esmera. Nada hace sentir más orgulloso a un hombre que saber que sabe exactamente cómo satisfacer a una mujer en la cama. Al fingir un orgasmo, no solo le mientes a él, te mientes a ti misma.

Le enseñas a tu pareja exactamente lo que no te lleva al clímax

Toda experiencia sexual es una oportunidad de aprendizaje para ti y tu pareja. Cuando finges, tu pareja aprende que te gusta una posición o manera que realmente no te gusta. Entonces repetirá infructuosamente un método ineficiente para ti. Sé honesta con él para que experimente con alternativas y te ayude a alcanzar el cielo de verdad.

No estás nominada al Óscar

Quizás deberías ganar varios premios de actuación por tus gemidos falsos, contracciones exageradas y gritos desgarradores. Esas actuaciones son tristes y patéticas, y lo peor de todo, tu pareja podría darse cuenta de tu teatro. Deja de fingir que algo te gusta y busca junto a tu pareja la manera en la que realmente disfrutas para que esos gritos y emociones que inventas, las sientas de verdad.

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole LIKE en Facebook para tener acceso a contenido que no figura aquí.

ENTRADAS RELACIONADAS

Cómo lograr el orgasmo femenino perfecto

Cómo puedes beneficiarte de que tu chico vea “porn”

Lecciones que debes aprender de las “porn stars”

 

3 olores que aumentan el deseo sexual femenino

A la hora de hacer el amor, las personas se enfocan principalmente en los sentidos de la visión, el tacto y el oído. No obstante, dedicarle espacio al olfato puede dar excelentes resultados si se quiere despertar por completo el apetito sexual de la mujer. Hay tres fragancias que ayudan a lograrlo. ¿Cuáles son? Descúbrelas a continuación.

Vainilla

Según volcanicearth.com, el intoxicante y dulce olor de la vainilla ha cautivado a todo el mundo, incluyendo a los mayas, los aztecas, los españoles, los franceses, los orientales y el resto de las civilizaciones modernas. Este provoca un efecto de euforia en el cerebro que aumenta la energía muscular y mejora la circulación; todo lo necesario para una noche de pasión. La vainilla es mucho más que para confeccionar un pastel de cumpleaños, es el ingrediente perfecto para un encuentro amoroso.

Pachuli

El particular olor del pachuli se hizo famoso popularmente por los “hippies”, reconocidos por su filosofía del amor libre. Según los expertos, su fragancia estimula la energía sexual y mejora la concentración.

Jazmín

La delicada y sensual fragancia del jazmín relaja a la mujer al momento de la intimidad y la hace sentir muy especial. Es buena idea que antes del acto del amor, el hombre le brinde un masaje ligero con varias gotas de esencia de jazmín en el área del cuello y la parte de atrás de las orejas. Así estará tranquila y lista para noche romántica.

Tanto la vainilla como el pachuli y el jazmín se encuentran comercialmente en perfumes, aceites naturales y palitos de incienso. Obtenerlos es una tarea fácil y económica. Descubre por ti misma las maravillosas propiedades afrodisíacas de estos productos, que son tan naturales como el mismo acto del sexo. ¡Huele a una intensa noche de pasión!

Si te gustó este “post”, compártelo con tus amigos. Múdate a La Comuna Pink siguiendo el blog o dándole LIKE en Facebook para tener acceso a contenido que no figura aquí.